Varios agentes que acudieron a la reyerta en la que murió el seguidor del Deportivo Francisco Javier Romero Taboada, Jimmy, han relatado cómo identificaron y detuvieron a varios de los supuestamente implicados.

El Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid continuó ayer el juicio a 82 ultras del Atlético y del Deportivo por los hechos ocurridos el 30 de noviembre de 2014 en los alrededores del Vicente Calderón, donde murió Jimmy.

Se trata de la causa sobre la pelea, que es la pieza principal del caso y diferente a la que se siguió por la muerte del hincha del Dépor, que fue archivada por el juzgado y sobre la que la Audiencia Provincial tiene que decidir.

Al inicio del juicio, 70 de los 82 procesados llegaron a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía por la que cuatro de ellos aceptan un año de prisión, otros dos procesados nueve meses, seis una multa de 2.160 euros y el resto, la mayoría, una multa de 1.080 euros.

Durante la sesión de ayer una decena de agentes ha relatado cómo fueron avisados de la reyerta y que al acudir los implicados estaban dispersándose, de manera que procedieron a identificar a varios grupos y a agrupar a varios de ellos. A varios les detuvieron al tener indicios suficientes de su participación.