Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Dépor aprueba sus cuentas y renueva los créditos con Abanca para su viabilidad

La directiva saca adelante la junta con una mayoría arrolladora del 99% | El club prorroga el préstamo de 12 millones firmado hace un año con el máximo accionista tras gastar esta temporada ocho de ellos

32

El consejo de administración durante la celebración de la junta general de accionistas en Palexco. Carlos Pardellas

El consejo de administración del Deportivo sacó adelante una junta de accionistas marcada de nuevo por las dificultades económicas derivadas de la ausencia del primer equipo del fútbol profesional por tercera temporada consecutiva. Lo hizo con una amplísima mayoría, por encima del 99,9% de los votos en casi todos los puntos del orden del día, gracias al control del capital social que ejerce el accionista mayoritario, Abanca. De nuevo volvió a quedar de manifiesto la precaria situación financiera del club fuera de las dos principales categorías del fútbol español y la dependencia que mantiene actualmente del propietario. El propio presidente blanquiazul, Antonio Couceiro, volvió a dejar de manifiesto ante una asamblea desangelada, con escasa presencia de accionistas a pesar de que se recuperaba la modalidad presencial después de la pandemia y en la que estuvo presente o representado alrededor del 77% del capital social, la importancia de la aportación de Abanca para la supervivencia de la entidad.

“Una temporada más, por tercera consecutiva, hemos de hacer balance bajo el prisma de la realidad fuera del fútbol profesional”, lamentó Couceiro en su discurso introductorio de la asamblea. “Las cuentas reflejan la necesidad de apoyo financiero por parte del accionista mayoritario”, añadió el presidente en su informe sobre la situación del club. En ese contexto de dificultades, Antonio Couceiro agradeció el apoyo financiero del máximo accionista para el funcionamiento diario del club. “Las necesidades de tesorería están cubiertas. Quiero agradecer a Abanca su firme y demostrado compromiso para garantizar la viabilidad del Deportivo”, apuntó.

Esa dependencia de la entidad financiera se manifiesta en los créditos participativos firmados en la junta del año pasado por un valor máximo de 12 millones de euros. El club ha consumido ocho para hacer frente a sus necesidades, según el consejero y director general blanquiazul, David Villasuso, y el consejo de administración consiguió el visto bueno para prorrogarlos por un año más y por la cantidad restante de cuatro millones.

Villasuso volvió a dejar de manifiesto la dependencia del club hacia el máximo accionista y justificó la fórmula de los créditos participativos en la misma línea que lo había hecho en la asamblea del año pasado. “El descenso de categoría conllevó una drástica caída de ingresos, que se acentuó por la pandemia”, recordó. La falta de liquidez por ese desplome de los ingresos obligó a recurrir a financiación externa. El consejo de administración descartó las ampliaciones de capital debido a su escaso éxito en anteriores convocatorias y la firma de créditos con otras entidades por el coste que llevarían aparejadas esas operaciones financieras, por lo que recurrió al propietario. “El Deportivo necesitaba liquidez para mantener su estructura deportiva y corporativa”, insistió Villasuso sobre la firma de esos créditos participativos, de los que desveló el interés. A una pregunta del accionista Xosé Iglesias Salorio, el director general deportivista indicó que esos préstamos son al 3,5%.

El consejo no encontró problemas para sacar adelante la renovación de los créditos al menos hasta diciembre de 2023 por esos cuatro millones de euros restantes de la cantidad inicial, como tampoco los tuvo para aprobar unas cuentas y un presupuesto que a grandes rasgos prevén unas pérdidas de 5,1 millones. “La evolución de los ingresos nos invita a ser optimistas en cuanto a que el resultado volverá a ser mejor dada la respuesta de nuestros aficionados”, pronosticó Villasuso. El club prevé gastar 13 millones este curso de un presupuesto de 7,2 y cerró el pasado ejercicio con 1,6 de déficit. El patrimonio neto sigue siendo negativo (52,1 millones), enjugado por la aportación de Abanca, y la deuda ronda los 42 entre la derivada del concurso de acreedores y lo que se debe al máximo accionista.

Reclamación a la RFEF

David Villasuso también avanzó que el club ha trasladado a la Federación una reclamación por la pérdida de ingresos a raíz de la caída de suscriptores en la plataforma que emite la competición (InSports.tv). El Dépor calcula que aglutina un 25% de ellos, pero podrían ser más si no se dieran partidos en abierto.

Miguel Juane sustituye como consejero a Eduardo Blanco, que pasa a la Fundación

La junta general de accionistas celebrada ayer incluyó el nombramiento de Miguel Juane, hasta ahora secretario del consejo de administración, como nuevo consejero. El exjugador de baloncesto y abogado sustituirá a Eduardo Blanco, que pasará a trabajar con la Fundación del club. El presidente deportivista, Antonio Couceiro, informó que la renuncia de Eduardo Blanco se materializó de manera “pactada” esta semana y que a partir de ahora participará en las diferentes actividades que desarrolla la fundación blanquiazul. La entrada de Miguel Juane como consejero y la salida del que fuera concejal en el Ayuntamiento coruñés en los gobiernos de Francisco Vázquez es la primera modificación que se produce en la directiva desde que el máximo accionista, Abanca, promovió la salida de Fernando Vidal a comienzos de 2021. Juane ejercía hasta el momento como secretario no consejero de la entidad y mantendrá sus anteriores funciones.


Compartir el artículo

stats