El Deportivo recuperó la modalidad presencial de su junta de accionistas después de la pandemia, pero la presencia de socios fue testimonial ayer en Palexco. 42 en total participaron presencial o telemáticamente, poco más de una veintena en la sala, además de 16 a través de delegados, en una asamblea muy desangelada.

Cinco accionistas tomaron la palabra, entre ellos el exabogado de Deportivo Germán Rodríguez Conchado, que solicitó la disolución del club. El presidente, Antonio Couceiro, aseguró que el equipo continuará compitiendo a pesar de la petición de Conchado, que defiende que el Dépor debe volver a funcionar como un club deportivo en lugar de una sociedad anónima ya que no compite en categoría profesional.

Los accionistas Xosé Iglesias Salorio, Julio Meana Álvarez, Juan José Lojo Fandiño y José Manuel Méndez Uzal fueron los otros intervinientes. Los cuatro lamentaron la escasa expectación de la junta de ayer pese al regreso a la modalidad presencial.