Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Los imprescindibles de Óscar Cano

El técnico ha apostado por un bloque cerrado de jugadores y la brecha entre titulares y suplentes se ha agrandado - Antoñito, Raúl Carnero, Rubén Díez, Quiles y Svensson han jugado siempre de inicio

Óscar Cano se pone un abrigo durante un entrenamiento del Deportivo. | // CARLOS PARDELLAS

Óscar Cano alcanzó hace una semana en Ceuta los diez partidos como entrenador del Deportivo —once si se tiene en cuenta la eliminatoria de Copa del Rey contra el Guijuelo—, en los que ha buscado afianzar un bloque de jugadores sobre los que descansan la mayoría de sus alineaciones. La brecha entre titulares y suplentes se ha agigantado así en estos dos meses y medio desde que el técnico granadino sustituyó a Borja Jiménez.

Cano se ha revelado como un entrenador poco dado a las modificaciones y desde el comienzo apostó por un once que se ha mantenido casi de manera invariable en este tiempo salvo por sanciones o lesiones. Cinco jugadores han sido siempre titulares en estos diez partidos de liga (Raúl García Carnero, Antoñito, Rubén Díez, Quiles y Svensson) y otros dos más podrían haberlo sido de no mediar imprevistos (Soriano y Mackay). Hay otro grupo, en el que entrarían Lapeña, Pablo Martínez, Olabe o Isi Gómez, que conformarían el núcleo de los teóricos titulares, pero que también han tenido que lidiar con circunstancias que en determinados momentos los desplazaron de la titularidad.

En el caso de Pablo Martínez fue una lesión muscular que le obligó a perderse los compromisos contra la Cultural Leonesa, el Fuenlabrada y el Córdoba. El central francés fue titular en los otros siete partidos con Óscar Cano en el banquillo y se convirtió en la opción favorita del técnico para acompañar a Lapeña por delante de Jaime Sánchez, que ha visto reducida su presencia en el equipo en estos últimos dos meses. El defensa andaluz ha tenido que conformarse con esas ausencias de Pablo Martínez y también con las de Lapeña, sancionado contra el Sanse e indispuesto en la última jornada frente al Ceuta.

Algo parecido ha ocurrido en el centro del campo, donde el único inamovible ha sido Rubén Díez y en menor media Olabe. No ha sido una zona con las piezas fijas porque Cano haya buscado hacer más pruebas, sino por las circunstancias relacionadas con la competición. Isi Gómez parece una de las opciones preferidas del entrenador blanquiazul, pero el madrileño no ha terminado de afianzarse en el once titular debido a sus problemas físicos. De los seis encuentros en los que ha jugado de inicio no ha podido terminar ninguno y suele necesitar reposo a lo largo de la semana. La opción en su lugar es un Villares que desde el aterrizaje de Cano se vio lastrado por una lesión muscular en la Copa del Rey. Eso hizo que desapareciera del equipo titular, pero su regreso ha sido por todo lo alto.

Dos goles consecutivos contra Córdoba y Ceuta abren una competencia de cara al año nuevo entre el propio Villares, Isi Gómez y Olabe. Rubén Díez parece fuera de la ecuación, imprescindible en los planes del técnico, y Álex Bergantiños apenas ha contado para el técnico.

Lo mismo les sucede a Gorka Santamaría, Kuki Zalazar o Víctor Narro en la delantera, sin opciones frente a Alberto Quiles, Mario Soriano o Svensson en la delantera deportivista.

Poco protagonismo para las rotaciones y algunos fichajes sin demasiado peso en el equipo

La apuesta de Óscar Cano por un equipo titular reconocible ha provocado que las rotaciones apenas tengo hueco en sus planes. La brecha se ha agigantado entre los teóricos titulares a la espera de que el club se refuerce en el mercado de invierno —el presidente, Antonio Couceiro, avanzó la semana pasada que se podrían realizar al menos tres incorporaciones— y se negocie la salida de aquellos jugadores insatisfechos con su poco protagonismo. Entre ellos aparecen fichajes del pasado verano, algunos llamados a tener un papel protagonista a lo largo de la temporada. Gorka Santamaría todavía no ha sido titular desde la llegada de Cano y su futuro parece fuera del club en las próximas semanas. La dirección deportiva reformará la delantera y Gorka cuenta con ofertas de la categoría para disponer de los minutos que no ha encontrado en el Deportivo. Tampoco Kuki Zalazar ha cumplido con las expectativas y aparece entre los candidatos a dejar espacio en la plantilla para la llegada de los refuerzos. El uruguayo es uno de los primeros en salir desde el banquillo, pero tampoco ha encontrado hueco como titular de la mano de Óscar Cano. Es llamativo también el caso de Álex Bergantiños, con un papel cada vez más secundario dentro del equipo. El capitán fue titular en el estreno de Cano en el banquillo deportivista, contra el Linares en Riazor, pero desde entonces no ha vuelto a repetir. Sus apariciones se limitan a los tramos finales de las segundas partes. Otros jugadores como Víctor Narro también esperan más oportunidades, igual que Trilli, hasta ahora relegado al banquillo por el papel de Antoñito en los planes del técnico desde su aterrizaje en el club.



Compartir el artículo

stats