Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Dépor regresa con asterisco

La plantilla retoma los entrenamientos después de las vacaciones con el mercado de fichajes de enero como protagonista y el futuro de varios jugadores en el aire - Gorka Santamaría, en la rampa de salida

La plantilla deportivista, durante un entrenamiento en Abegondo. | // VÍCTOR ECHAVE

El Deportivo retomará esta mañana los entrenamientos después de poco más de una semana de descanso navideño y con la incertidumbre que rodea a la plantilla unos días antes de que se inaugure de manera oficial el mercado de enero, aunque en realidad el club blanquiazul ya lleva algo más con la mirada puesta en el periodo invernal de fichajes. El futuro de Lucas Pérez y su posible regreso al equipo nunca han terminado de alejarse por completo desde el verano y ahora ha vuelto a tomar fuerza, amplificado por las declaraciones del presidente deportivista, Antonio Couceiro.

El mandatario blanquiazul reconoció que las negociaciones estaban en marcha y se mostró esperanzado de la vuelta del delantero coruñés, pero al mismo tiempo avanzó que el club buscará cerrar al menos dos incorporaciones más.

La plantilla volverá así esta mañana al trabajo después de las vacaciones de Navidad con un asterisco debido a la incertidumbre de ese mercado que está a la vuelta de la esquina y con el futuro de varios jugadores en el aire.

Las llegadas implican salidas y los hay con más papeletas que otros. El Deportivo cuenta con la ficha libre que dejó Ibai Gómez después de que el centrocampista vasco decidiera hace unas semanas poner punto y final a su carrera como futbolista profesional, pero necesita liberar más para cumplir con los deseos del entrenador blanquiazul, Óscar Cano.

El técnico deslizó después del partido en Ceuta que la plantilla requiere perfiles de jugadores diferentes para afrontar escenarios de partidos como el que se le presentó en ese último compromiso del año. El club buscará satisfacer las demandas del entrenador, pero para conseguirlo tendrá que hacer espacio en la plantilla.

De este modo, determinados jugadores regresarán esta mañana a los entrenamientos en la ciudad deportiva con una salida en su horizonte. El que tiene más posibilidades en estos momentos de abandonar el equipo es un Gorka Santamaría que no ha terminado de adaptarse al equipo a pesar de que en apariencia tenía reservado un papel protagonista cuando aterrizó en verano procedente del Badajoz.

Tenía ofertas de otros equipos importantes de la categoría después de una campaña con buenas cifras, pero en el Deportivo no ha encontrado su sitio. Cada vez con menos oportunidades, incluso superado por Max Svensson como primera elección para la delantera por Cano, Gorka dispone de propuestas de otros equipos y no pondría trabajas a marcharse. Firmó por una temporada y encontraría en otro club los minutos que le faltan en el Deportivo.

Algo parecido le ocurre a Kuki Zalazar, que también está llamado a incorporarse esta mañana a los entrenamientos en la ciudad deportiva. El uruguayo reconoció hace unas semanas en una entrevista con este diario que no se encontraba cómodo con su situación, pero al mismo tiempo admitía que el nivel de sus compañeros era muy alto. El atacante cambió recientemente de agencia de representación y firmó por dos temporadas procedente de la Ponferradina, pero no ha tenido oportunidades ni con Borja Jiménez ni con Cano.

Lo mismo sucede con Retuerta, que no debutado ni siquiera y aparece en la rampa de salida de una plantilla rodeada de incógnitas a unos días de que arranque el mercado de invierno.

Dos semanas por delante para preparar el partido contra Unionistas del 8 de enero en Riazor

El Deportivo retomará los entrenamientos después de aproximadamente una semana de descanso navideño y con la mirada puesta en el partido frente a Unionistas del domingo 8 de enero en el estadio de Riazor. El entrenador blanquiazul, Óscar Cano, ha citado a los jugadores esta mañana en la ciudad deportiva después de que el equipo al completo se marchara de vacaciones el domingo anterior tras el partido en Ceuta. La plantilla está convocada a las nueve en las instalaciones de Abegondo para desayunar y posteriormente ejercitarse a las diez y media en su horario habitual. Óscar Cano ha programado cuatro sesiones más esta semana para el equipo, todas en la ciudad deportiva. Los jugadores regresarán así a los entrenamientos para preparar el siguiente partido, el penúltimo de la primera vuelta y después de las dos victorias consecutivas con las que cerró el año. La plantilla volverá al trabajo después de una semana de descanso y pendiente del estado de los jugadores después de aquel encuentro en Ceuta marcado por el virus que afectó a buena parte de los futbolistas. Algunos no pudieron disputar ese partido y otros lo hicieron muy mermados, tal y como desveló posteriormente el entrenador deportivista. Los más afectados por aquella indisposición fueron Lapeña, que no llegó a tener minutos, y Max Svensson, que jugó muy fatigado y tuvo que ser sustituido. La única baja confirmada en aquella cita en Ceuta fue Isi Gómez, que se quedó fuera de la convocatoria debido a unos problemas musculares. El centrocampista, a pesar de sus titularidades recientes, ha tenido con lidiar con problemas físicos y será uno de los jugadores cuyo estado quedará pendiente de evolución durante estas dos semanas en las que el equipo afrontará una especie de pretemporada. El club informó ayer del plan de trabajo durante esta semana e indicó que los jugadores desayunarán todos los días juntos en Abegondo, aunque no indicó si participarán canteranos en estas sesiones previas al siguiente encuentro. La presencia de jugadores del Fabril a las órdenes de Cano antes del paréntesis navideño ya era poco habitual y dependía casi siempre de las bajas que pudiera haber en la primera plantilla para completar las sesiones de entrenamiento.

Compartir el artículo

stats