La operación retorno de Lucas Pérez al Dépor sigue latente, sin que haya bajado un ápice su dificultad, pero la vida sigue tanto en A Coruña como en Cádiz. El exdeportivista Sergio González Soriano, ahora técnico de los andaluces, citó al delantero coruñés para el partido de mañana ante el Almería en el Nuevo Mirandilla. El ariete de Monelos es uno de los activos del Cádiz, pero su entrenador no es capaz de certificar su continuidad cuando se abra el mercado el próximo 1 de enero. "Lucas, hasta que no se me diga nada, hasta el día 30 (de diciembre), está con nosotros en plantilla; luego el mercado dirá lo que puede pasar", apuntó.

Son varias operaciones que tiene el Dépor sobre la mesa y con un nombre por encima del resto. Lucas Pérez representa el gran objeto de deseo de un mercado, pero su regreso sigue siendo tan complicado como lo fue el pasado verano. El Cádiz, a pesar de las declaraciones de Antonio Couceiro de que se habían entablado negociaciones, insiste en que nadie desde el Deportivo se ha puesto en contacto con ellos. La línea oficial es que el club andaluz cuenta con el delantero coruñés para lo que resta de temporada e incluso pretende que amplíe su contrato más allá del 30 de junio, pero en el trasfondo existe cierto descontento porque los gaditanos interpretan que el Dépor ha vuelto a dejar la operación en manos del futbolista y de su representante.

El coruñés es la pieza deseada para la delantera, pero la dirección deportiva blanquiazul buscará al menos dos incorporaciones más en el mercado de enero que está a punto de arrancar.

El hipotético rival del ariete de Monelos por la titularidad en la delantera blanquiazul es un Max Svensson que le abre la puerta. "En el Dépor siempre buscan los mejores jugadores y yo seguiré haciendo mi trabajo, esté quien esté. Se ha hablado de Lucas y, si viene, será bienvenido porque es un delantero espectacular. Aprenderé de él, que seguro que tiene muchas cosas que enseñar", valoró.