El Dépor sigue paso a paso con su minipretemporada antes de retomar la actividad liguera el próximo fin de semana ante Unionistas en Riazor. El único futbolista de baja y que centra gran parte de las atenciones es Isi Gómez, que ya no pudo jugar ante el Ceuta por unas molestias musculares y que sigue de baja y entre algodones apurando sus opciones para sumarse a la pugna por un puesto en la media. Ayer realizó trabajo personalizado, mientras el resto del equipo afrontaba una suave sesión con futvoley. Hoy toca el último día de entrenamiento del año antes de, presumiblemente, disfrutar de dos días de descanso. El 2023 ya asoma a la vuelta de la esquina.