El Deportivo Abanca recibe mañana (12.00, TVG 2) al Cacereño en duelo directo de la zona alta de la clasificación y con un doble objetivo: mantener el liderato y lograr la revancha ante un rival que le goleó en la primera vuelta. “Vamos a intentar por una vez mantener el liderato varias jornadas consecutivas. Lo hacemos ante un gran rival y probablemente el equipo que nos ha hecho mostrar nuestra peor versión en la primera vuelta. Tenemos mucha ganas de demostrar que eso fue un accidente y que tenemos nivel para sacar tres puntos en casa otra vez”, reflexionó ayer la entrenadora blanquiazul, Irene Ferreras.

“Cuando tienes un partido como el que tuvimos en la ida, que fue positivo porque nos dolió mucho, después de tres meses queremos volver a jugar contra ellas sabiendo que tenemos que hacer cosas mucho mejor de lo que lo hicimos y quitarnos un poco esa sensación de que el rival fue muy superior. La primera vuelta ha sido buena en líneas generales, hemos competido todos los partidos menos ese, pero por suerte el fútbol te da esas revanchas”, añadió Ferreras.