Las sensaciones ya no eran buenas sobre el césped de Abegondo y las pruebas médicas solo sirvieron para confirmar lo que ya se intuía. Rubén Díez sufre “una lesión en la musculatura aductora derecha”, según revela el comunicado del club, con lo que será baja al menos este sábado ante el Rayo Majadahonda y todo dependerá de su evolución para saber cuándo podrá volver a los terrenos de juego.

La baja de Rubén Díez no es una ausencia más para el Deportivo. El mediocentro aragonés, cedido por el Tenerife, ya se consideró en verano un fichaje estratégico y, en cuanto ha sido capaz de coger ritmo de competición, ha sido insustituible para ambos técnicos, sobre todo para Óscar Cano.

El centrocampista solo se perdió esta temporada el duelo de la jornada 5 en Balaídos ante el Celta B y partió desde el banquillo frente a Balompédica Linense y Mérida en las fechas dos y tres cuando estaba aterrizando en A Coruña. El del Rayo Majadahonda será el primero que se va a perder por una complicación física. Su baja permitirá que Villares regrese a la media y que Antoñito ocupe el lateral derecho.