Jaime Sánchez recordó tras la victoria ante el Rayo Majadahonda lo “larga” que es la Primera RFEF y lo mucho que queda por delante para poder aspirar incluso al ascenso directo. “Después de perder [en Alcorcón] parecía que estábamos muertos pero nosotros sabíamos que no, que queda mucha liga, que es una liga muy fuerte y que todos los equipos te hacen daño. Los de arriba van a pinchar y nosotros tenemos que estar ahí, al acecho”, afirmó el central blanquiazul.

El andaluz valora el trabajo realizado por el Dépor ante el Rayo Majadahonda pese a que la victoria acabó siendo muy sufrida. “Hay que estar contentos. Después del duro golpe del otro día hemos vuelto a casa y, como habitualmente en Riazor, hemos dominado. Nos gustaría ganar los partidos con más tranquilidad pero lo importante es que hemos estado bien y hemos creado ocasiones”, argumentó tras el 1-0 de ayer.

El próximo domingo el Deportivo visitará San Fernando, donde intentará marcar un punto de inflexión en su rendimiento a domicilio. “Fuera nos está costando más. Estamos trabajando para ser solventes tanto en casa como fuera. El fin de semana que viene tenemos otra oportunidad para demostrar que fuera también podemos hacerlo bien”, añadió Jaime Sánchez, muy a gusto con el nuevo sistema con tres centrales que Óscar Cano estrenó de salida en el encuentro de ayer disputado en Riazor.