Alberto Quiles se mostró decepcionado por la victoria que se le escapó ayer al Deportivo en la última jugada. “Te vas con un punto, pero la sensación es como si hubieras perdido el partido. Teníamos la oportunidad de recortar puntos y es un golpe fuerte. Todavía queda mucho y hay que ver el lado positivo, por lo menos hemos recortado con el Córdoba”, manifestó.

“En el primer tiempo nos costó entrar. Tuvieron dos mano a mano y luego controlamos bien el partido, apenas nos llegaron en esas dos ocasiones. En el segundo tiempo hemos estado un poco mejor, apenas tuvimos acercamientos. Ahí no se nos pueden escapar los tres puntos, teníamos que hacernos más fuertes en campo contrario”, insistió el delantero, autor del segundo gol ayer. “Nos vamos con la sensación de haber perdido dos puntos porque teníamos el partido ganado e incluso controlado”, añadió.

Quiles también se detuvo en la diferencia que existe entre los partidos en casa y los que el equipo disputa a domicilio. “Sabemos que en Riazor y fuera de casa parecemos otro equipo. En el segundo tiempo hemos controlado bien, pero tenemos que parecernos al equipo que somos en casa. No ser el mismo equipo exacto, pero fuera de casa somos otro Dépor y eso no puede ser”, reconoció el delantero acerca de las diferentes versiones del conjunto blanquiazul en casa y fuera.