De la Barrera trabaja en Riazor a puerta cerrada con todos salvo Quiles

David Mella, plenamente integrado en el primer equipo, fue el único representante de las categorías inferiores en la sesión táctica en el estadio

REDACCIÓN

Rubén de la Barrera dirigió ayer en Riazor la única sesión de la semana que el cuerpo técnico del Deportivo ha programado en el estadio y a puerta cerrada. El entrenador coruñés tuvo a todos sus jugadores a su disposición para trabajar aspectos tácticos específicos de cara al choque del domingo ante el Castellón, salvo a Alberto Quiles, baja para lo que resta de temporada tras lesionarse en su rodilla derecha el pasado fin de semana en Pontevedra. David Mella, plenamente integrado en la dinámica del primer equipo, fue el único futbolista de las categorías inferiores que se ejercitó con la plantilla profesional. Esta mañana, desde las 10.30 horas, nueva sesión de entrenamiento en las instalaciones de Abegondo.