Entrevista | Centrocampista del Fabril

Rubén López: “Idiakez es bastante cercano, da libertad, con él te puedes soltar”

“Martín Ochoa, Diego Gómez y yo somos inseparables”, apunta de sus socios de 2004

Rubén López, canterano del Dépor, en la Ciudad Deportiva de Abegondo.  | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

Rubén López, canterano del Dépor, en la Ciudad Deportiva de Abegondo. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA / Xane Silveira

Xane Silveira

Xane Silveira

El fútbol en Abegondo corre, piensa y se decide a la velocidad de quien en su día pasaba hora y media en bus para llegar desde Lamela. El centro del campo del Dépor cuenta con el “heredero”, como él mismo bromea, de Iván Carril, maestro de un Rubén López que dijo hasta tres veces que no a los coruñeses. Tras uno de sus “peores años”, asume el salto a Segunda RFEF con ganas de demostrar el potencial que lleva dentro y ganarse un hueco en el primer equipo.

¿Cómo está siendo el inicio de temporada? Su verano fue intenso.

Empecé un poco más tarde que mis compañeros debido a una lesión que tuve el año pasado. Me costó un poco empezar, tenía menos ritmo, incluso algún kilito de más, pero bien. Con el paso de los entrenamientos y los amistosos cogí ritmo y como uno más. En los amistosos se nota que competimos bien contra todos los equipos e hicimos buenos partidos. Ahora mismo estoy al cien por cien.

¿Mentalmente fue duro?

Yo creo que el año pasado a nivel deportivo y personal fue uno de mis peores años. Gracias al entorno, a los médicos y readaptadores, también a mis amigos y mis padres, fue todo mejor. Ya todo bien.

Tenía a Manuel Pablo de entrenador. ¿Le dio algún consejo?

Nunca me dijo nada así, pero él tuvo una lesión grave y sí nos comentó que es la cara fea del fútbol.

“¿Lesiones? El año pasado fue de los peores. Ahora ya va todo mejor”

Este fin de semana se estrenaron contra el Real Avilés (2-2). ¿Cómo fue personalmente?

Al ser el primer partido empecé un poco perdido. Estaba como despistado y nervioso al ser una nueva categoría, un rival que decían que iba a ser puntero. Con el paso de los minutos me fui soltando y yo creo que bastante bien.

Ya había trabajado con Gilsanz, pero, ¿qué les pide en este inicio?

Lo que nos pide a todos: que tengamos ritmo y que nos atrevamos a hacer cosas. Quería que tuviésemos personalidad ante el Avilés, que no quería a gente que no se atreviera. Teníamos que ser valientes y demostrar.

¿Y defensivamente?

(Se ríe) Resalta mucho el tema defensivo, creo que es lo más importante para el fútbol. Si no te marcan gol, no vas a perder mucho. Sí, resalta (Gilsanz) mucho el tema defensivo y es importante.

Este verano fue uno de los 13 canteranos en dinámica de primer equipo. ¿Cómo fue la experiencia?

Fue una oportunidad para aprender y disfrutar. Aprender mucho del primer equipo, que es donde todos queremos estar.

¿Se habla de ese cambio en el vestuario del Fabril? Ahora parece que la puerta sí está abierta...

Sí se habla, pero somos jugadores del Fabril. Esto es un premio, una recompensa que se obtiene trabajando con el filial.

¿A David Mella le han dicho algo después del gol en Lugo? ¿Alguna carantoña?

En el vestuario no, pero yo le mandé un mensaje de enhorabuena al acabar el partido. Me alegro mucho, el primero de muchos.

¿E Imanol Idiakez? ¿Cómo ha sido poder entrenar con él?

Imanol me parece un técnico bastante cercano. De todos con los que he estado en el primer equipo, creo que es el más cercano, con el que mejor te puedes soltar. Te da libertad. Otras veces que he subido me he notado más nervioso. Con Imanol, muy bien.

Es difícil separarle de Martín (Ochoa) y Diego (Gómez). ¿Qué significan para usted?

Somos inseparables. Llegamos a la vez (al Deportivo). Desde que llegamos son con los que más relación he cogido.

Fueron la imagen de la Copa del Rey de hace unos meses con el juvenil en aquella celebración del gol de la semifinal de León. ¿Hay alguna explicación?

Era una celebración que teníamos pensada como si fuéramos unos capitanes del barco, una coña que teníamos. Pronto volverá si marcan Martín o Diego. Algo hemos hablado, pero tienen que marcar ellos, porque yo…

¿No confía?

Es más fácil que marquen ellos que yo. Ojalá. A nivel individual no tengo ninguna celebración pensada al no marcar muchos goles.

"Le dije 'no' al Dépor hasta en tres ocasiones"

"Le dije 'no' al Dépor hasta en tres ocasiones"

Llegó al Deportivo en edad cadete. ¿Cómo fue?

Yo jugaba en el Compostela y vine a probar. Pasó una semana y me querían incorporar. Mi primera decisión fue decirle que no. Yo estaba encantado con mis compañeros y mi entrenador (Iván Carril) y justo ese año acabábamos de ascender. No quería irme. Le dije hasta en tres ocasiones al Dépor que no quería ir. Al final me dijeron que fuese a probar sin compromiso. Estuve casi toda la pretemporada. El día de mi cumpleaños llegué a casa y le dije a mis padres: “Firmé con el Dépor”. Pensé que era una buena oportunidad, un club muy serio e importante. No podía desaprovecharlo.

¿Fue fácil adaptarse?

El primer año fue un poco más lioso. No estaba todavía en residencia. Iba cuatro días a la semana desde Lamela (Silleda) y era un tute bastante grande, sobre todo para los estudios. Tenía que cenar en el autobús. Así que les dije a final de temporada que yo no podía seguir.

¿Consideraba importante seguir estudiando?

Sí, en casa me inculcaron que es algo esencial para la vida. El fútbol, si vives de él, muy bien, pero muy pocos pueden llegar a vivir del fútbol. Yo lo vivo en un caso muy cercano que es el de mi hermano. Tuvo muchas lesiones.

¿Y ahora puede continuar?

Estoy estudiando CAFYD. Me he adaptado a estudiar en una universidad a distancia para sacar poco a poco la carrera. Por la mañana no puedo hacerlo.

¿Se puede estudiar en un viaje de autobús?

Algún viaje largo tenemos, pero estudiar complicado. Siempre llevamos música. Eso hay que estudiar en casa. 

Suscríbete para seguir leyendo