Al Dépor se le descose el corsé

La sanción y lesión de José Ángel y las molestias musculares de Diego Villares dejan en cuadro el centro del campo

Jaime y Rubén López, que solo jugó de titular en Copa del Rey, las alternativas de Idiakez

Diego Villares durante el partido del Deportivo frente a la Real Sociedad B. |  // IAGO LÓPEZ

Diego Villares durante el partido del Deportivo frente a la Real Sociedad B. | // IAGO LÓPEZ / xane silveira

Xane Silveira

Xane Silveira

Es un habitual aquello de que no llueve a gusto de todos, pero en el caso del Deportivo, parece que ninguna noticia puede venir acompañada de simple silencio. El conjunto blanquiazul venció a la Real Sociedad B, recortó puntos, se acercó más al play off y cortó varios pequeños maleficios de una tacada. Ganó en Riazor, vio a Lucas sonreír, y escuchó al silbato equivocarse por una vez a favor. Sin embargo, el triunfo llegó acompañado de dos noticias menos positivas: José Ángel se fue expulsado y lesionado, por lo que será baja seguro para la Cultural Leonesa; y Diego Villares, que arrastraba molestias musculares en un muslo, tuvo que pedir el cambio pasada la hora de juego. Ambos, pendientes de exploraciones médicas que aclaren el alcance de sus respectivas dolencias.

“Tengo esperanza de que sea poco”, explicó Idiakez al acabar el partido, mientras hacía saltar las alarmas sobre el estado del andaluz. Se había retirado expulsado, pero también con asistencia médica y sin estirar la rodilla. Indiscutible siempre que ha estado disponible, solo se perdió el duelo ante el Tarazona por sanción. Villares, por su parte, era hasta ayer el segundo jugador con más minutos disputados, solo por detrás de Pablo Vázquez, que lo ha jugado todo.

A Imanol Idiakez se le abre ahora una brecha donde más duele. El centro del campo blanquiazul ha sido inamovible desde que Salva Sevilla entró por primera vez como titular ante la Ponferradina. Junto a José Ángel y con la variante zonal de Diego Villares, a veces en banda, otras en punta, se han repartido el trabajo de distribución y achique defensivo. Son los nudos conectores del juego deportivista. De hecho, el easonense solo sacó al de Berja cuatro veces del campo: aquel primer día del Toralín y en partidos en los que el Dépor necesitó volcarse al ataque: Sestao, Osasuna Promesas y Arenteiro. Solo en la Copa del Rey por descanso y en Tarazona por obligación, probó algo distinto.

Las posibles alternativas

Con una decena de días por delante hasta la visita a la Cultural Leonesa no se debería descartar que Diego Villares pudiese llegar a tiempo. Sin embargo, en la plantilla existen otras opciones naturales.

La primera es Jaime Sánchez. El zaguero de Chiclana ya fue el elegido cuando faltó José Ángel en liga. Aquel día en Tarazona el técnico vasco sorprendió a la parroquia coruñesa al repetir un experimento que testeó en agosto en O Carballiño. Jaime, que tiene un perfil más defensivo pero siempre destacó por su salida de balón, jugó un partido bastante completo como eje de la medular, sin complicaciones con el esférico y erigiéndose como un pilar importante en los duelos aéreos. El Tarazona, eso sí, lanzó (y lanza) mucho más en largo de lo que lo hará la Cultural, un equipo de toque y velocidad a ras de césped.

Rubén López es la opción más autóctona. El de Silleda vivió su primera titularidad frente al Tenerife y completó los 120 minutos a un gran nivel. Aquel día demostró que correr, bregar y chocar lo lleva en el ADN. Se ganó un sitio en la primera plantilla, una renovación contractual hasta 2028 y siempre que se le ha requerido ha cumplido. Frente al filial txuri-urdin volvió a manifestar su nivel: está preparado para una oportunidad titular.

Otra opción más circunstancial es la de Hugo Rama. Un perfil sin duda más ofensivo. Su encaje depende en parte del baile sobre el tablero que puede suponer el estado físico de Villares, el villalbés también es duda para el partido en León. Desde hace varias semanas es el acompañante de Lucas Pérez en una posición en la que Rama también se probó en la Copa del Rey. El ex carbayón llegó como un fichaje clave, pero no ha encontrado todavía su hueco en el once titular. Idiakez le probó en banda y por detrás del delantero, pero nunca como mediocentro puro, una posición en la que podría sumar. También acompañar a una hipotética pareja formada por Salva y Rubén o Salva y Jaime. Su talento es de sobra conocido, pero el técnico vasco todavía no ha podido exprimirlo.

Imanol Idiakez tiene más de una semana para decidirse por una opción. La visita a la Cultural Leonesa no será sencilla. Es el mejor local de la competición con 21 de 24 puntos posibles. Para el Dépor, la oportunidad de situarse a un punto y dar otro golpe en la mesa. Uno que sea definitivo y asiente la buena racha blanquiazul.