De Roef a Mackay, enero altera la portería

El Deportivo vuelve a recurrir cuatro años después al mercado de invierno para hacer cambios entre los guardametas

El puesto vivió un paréntesis de estabilidad en los últimos años tras muchos vaivenes

Mackay, el martes en su último entrenamiento con el Deportivo.

Mackay, el martes en su último entrenamiento con el Deportivo. / RCD

Marcos Otero

Marcos Otero

La portería no ha sido una posición cómoda en los últimos años en el Deportivo. El que tradicionalmente siempre ha sido un puesto en el que lo más preciado era la regularidad, en las temporadas recientes se ha convertido en un foco de inestabilidad. Esa tendencia parecía haberse cortado en las dos campañas anteriores. Ian Mackay había regresado al club para aportar seguridad en esa posición, convertido en un veterano y con la condición de hombre formado en la casa. Lo consiguió hasta el episodio del play off en Castellón, que lo dejó tocado a él y devolvió a la portería las dudas de antaño. Tanto que su salida se precipitó en las últimas semanas y el club tuvo que volver a recurrir al mercado de enero para corregir la situación bajo los palos.

No lo hacía desde el año 2020, cuando incorporó al serbio Jovanovic para compensar la salida de Koke Vegas al Levante, nada que ver con lo que sucedió unas temporadas antes. Entre 2016 y 2018 la portería fue un continuo quebradero de cabeza para el club, que se enfrascó en la búsqueda de un guardameta de garantías con un resultado cuestionable.

La campaña 2015-16 arrancó con Fabricio como el portero titular, pero una lesión al final de la pretemporada que se fue complicando le dejó fuera todo el curso. El club incorporó al internacional croata Pletikosa como recambio de Germán Lux, que también sufriría una lesión grave en el tramo final del campeonato. En el lugar del argentino, sin embargo, no jugaría Pletikosa, sino Manu Fernández.

La inestabilidad continuaría el curso siguiente, en el que Lux y el polaco Tyton alternarían en el arco. Sería el argentino quien acabaría la temporada, pero antes el club intercambiaría con el Anderlecht a Rubén Martínez, tercer portero, por Davy Roef. El belga solo disputaría un partido.

Una temporada después se viviría la situación más rocambolesca. Tyton y Rubén debían disputarse el puesto, pero el de Coristanco se lesionó poco antes de arrancar la competición. El club reclutó de urgencia a Pantilimon, que no convenció e hizo que incluso se recurriese a Francis Uzoho, guardameta del Fabril. En enero llegaría el ucraniano Koval, que dejó un par de actuaciones desafortunadas.

Con el descenso a Segunda División, el club blanquiazul decidió apostar por el veterano Dani Giménez, que se asentaría como el titular. Fue el que más jugó (82 partidos) hasta la llegada de Mackay. Estuvo antes el paréntesis de la 2020-21, en la que Carlos Abad y Lucho García se repartieron los minutos y regresaría la inestabilidad.

El portero de O Ventorrillo era el escogido para devolver la tranquilidad a una posición estratégica. Su deseo de regresar al equipo de su ciudad pudo más que las ofertas que tenía sobre la mesa después de ser nombrado el mejor guardameta de Segunda con el Sabadell. Fue de los más destacados en el curso 2021-22 y se mantendría como imprescindible el curso siguiente. Todo cambió, sin embargo, con la eliminatoria en Castellón. Él mismo lo reconoció en su despedida del miércoles. La tarea de encontrar la estabilidad en la portería ahora recaerá sobre Germán Parreño y el recién llegado Eric Puerto, el último en llegar.

Eric Puerto, el vigesimoprimer portero blanquiazul en la última década

Eric Puerto se convirtió con su llegada hace unos días en el vigesimoprimer portero que milita en el Deportivo en la última década, marcada por la inestabilidad que ha experimentado el puesto dentro del equipo. El joven guardameta llega para competir por la portería con Germán Parreño luego de la traumática salida de Ian Mackay dentro de la estrategia del club por ganar espacio para las incorporaciones invernales. En principio, parte por detrás de Germán Parreño, titular frente al coruñés en el tramo reciente de la temporada, pero la idea es que represente una competencia real después de destacar en el Antequera. Eric Puerto logró el ascenso el curso pasado con el conjunto malagueño convertido en el portero titular y esta temporada mantuvo el protagonismo, aunque en menor medida, y llamó la atención del Deportivo como una apuesta de futuro. Puerto se convirtió en el vigesimoprimer portero que milita en el club desde que la temporada 2013-14, en la que se logró el ascenso a Primera División.

Desde entonces han pasado por el conjunto blanquiazul diferentes guardametas, con más o menos protagonismo, pero muy pocos lograron asentarse en una posición en la que no suele haber demasiada alternancia. Lux, Fabricio, Rubén, Dani Giménez, Tyton, Carlos Abad, Lucho García o Edu Sousa son algunos de los nombres que se han sucedido en esta última época. Los hubo efímeros, como Pantilimon, Jovanovic, Koke Vegas, Roef o Koval, y otros que tuvieron continuidad. Estos últimos fueron los menos, quizá solo Lux, Fabricio, Rubén y Dani Giménez, cada uno con sus propias circunstancias, lograron encadenar minutos y partidos bajo los palos. Mackay también aportó estabilidad, pero todo saltó por los aires con el amargo partido del play off en Castellón hasta desembocar en una salida que se materializó esta semana después de dos temporadas y media.

Suscríbete para seguir leyendo