fútbol - Deportivo

“Ojalá siga toda la vida aquí”

Mario Soriano, feliz por la competencia - “Los buenos tienen que estar en el campo”

Mario Soriano, rodeado de compañeros ayer en Abegondo. |  // CARLOS PARDELLAS

Mario Soriano, rodeado de compañeros ayer en Abegondo. | // CARLOS PARDELLAS

Marcos Otero

Marcos Otero

Mario Soriano fue la única novedad en el regreso del Deportivo a los entrenamientos. El centrocampista vuelve a la plantilla blanquiazul después de un curso en Segunda División cedido en las filas del Eibar y tras renovar su contrato hasta 2028. Un año que ha servido para dejar atrás las diferencias que club y jugador vivieron el verano pasado. “Ojalá siga aquí toda la vida”, aseguró.

“Ha habido momentos en los que hemos pasado por nuestros más y nuestros menos, pero la confianza que ha demostrado Mario ha sido máxima. Ha habido propuestas de equipos de superior categoría, pero ha apostado por el Deportivo por mucho tiempo”, introdujo el director de fútbol deportivista, Fernando Soriano, esta mañana en la presentación del madrileño. “A mí no me ha afectado para nada. Son cosas que pasan. El año pasado quería probarme, jugar en el fútbol profesional y se me dio esa oportunidad de ir al Eibar, que estoy súper agradecido. A nivel individual he crecido muchísimo y vengo con esa pequeña experiencia de estar un año en Segunda”, puntualizó el futbolista.

Mario Soriano regresa tras un curso en Segunda División en el que fue una de las referencias de un Eibar que rozó el ascenso. “Nadie se esperaba la temporada que hice el año pasado”, subrayó. Aquí se encontrará un Dépor distinto, con una competencia mayor, en el que jóvenes como Yeremay y Mella han dado un salto importante. “La competencia va a ser buena para todo el equipo, hará que en cada entrenamiento demos el máximo. He jugado ya con Yeremay y con Lucas y me he entendido muy bien. El míster tendrá dudas, pero los buenos tienen que estar en el campo”, reflexionó acerca de las opciones que tendrá Idiakez en el frente de ataque este curso.

Soriano vuelve con el deseo de que la estancia sea larga, todo lo posible, y afianzarse en un club con afán de crecimiento. “Siempre he dicho que estoy muy feliz aquí, que es un grandísimo club. Siempre he dicho que quería volver y esta renovación es muy buena para mí y para el club, para seguir creciendo juntos. Ojalá vaya todo bien y seguir toda la vida aquí”, subrayó.

El centrocampista regresa con expectativas renovadas en una competición que ya conoce y que definió como “igualada”. “Estoy muy feliz con mi vuelta. Volver a aquí con mis compañeros, con Abegondo algo cambiado, pero con ganas de jugar ya en Riazor y que empiece la temporada. Estoy muy feliz. Vengo con la expectativa de trabajar día a día, dar todo para el equipo y ayudar”, insistió después de un paréntesis de un año y un desencuentro que ambas partes se han esforzado en olvidar del todo.