El precio de los combustibles se ha vuelto a disparar en Galicia. Al cierre del primer semestre la comunidad registró una subida del precio de la gasolina de 95 octanos de un 22,06% con respecto al precio que tenía al inicio del año. Este incremento es tres veces superior al sufrido por el gasóleo, que fue de un 7%. Al cierre de junio, el precio de la gasolina de 95 era de 1,068 euros por litro, mientras que el del combustible diésel alcanzó los 0,932 euros. A día de hoy, el precio máximo de la gasolina 95 está en los 1,130 euros y el del gasóleo en los 0,998, lo que significaría un incremento del 29,14% y 12,73%, respectivamente.

Todos los precios de los combustibles en la comunidad gallega superan con creces la media nacional. Ourense se convierte en la provincia española que registró el precio más alto en la gasolina 95, al cerrar el semestre en los 1,07 euros por litro. En el ranking por provincias españolas de cotización de este tipo de combustible le siguen Pontevedra en sexta posición, A Coruña en la séptima, y Lugo en la decimotercera.

El precio de la gasolina 95 en Galicia a cierre de junio fue superior en unas décimas al de la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, mientras que el precio más bajo para este carburante se registró en Navarra con 1,032 euros el litro.

Sin embargo, en el precio del gasóleo la comunidad gallega, con 0,932 euros por litro, se coloca en la quinta posición, por detrás de Madrid (0,94), Castilla-La Mancha (0,94), Cataluña (0,938) y Asturias (0,935). El diésel más barato, al igual que la gasolina 95, se vende en Navarra, a un precio de 0,90 euros el litro.

El precio medio de la gasolina de 95 octanos en España fue de 1,0535 euros, con un registro máximo de 1,0682 euros y un mínimo de 1,0317, con lo que la diferencia entre ambos máximos se sitúa en 0,364 euros. Mientras, el precio medio del gasóleo alcanzó los 0,9246 euros, con un máximo de 0,9398 y un mínimo de 0,9005, con lo que la diferencia entre ambos límites fue de 0,393 euros.

La gasolina de 95 octanos se encareció un 26,5% en A Coruña desde enero, una subida más de dos veces superior a la del gasóleo, que desde principios de año cuesta un 11,7% más. En la mayoría de las estaciones de servicio de la ciudad, la gasolina se paga a 1,109 el litro -frente a los 0,871 de enero- y el gasóleo a 0,973 -mientras que en enero costaba 0,871 euros-. En Pontevedra el alza es mayor, y la gasolina subió hasta tres veces más que el gasoil: el primer carburante se apuntó desde enero un incremento del 22,06% y el gasóleo un 7%.

Las administraciones sospechan que las gasolineras gallegas mantienen un pacto de precios "porque no tiene ningún sentido que sean las más caras de España". De hecho, la Comisión Nacional de la Competencia ha remitido un informe al Gobierno en el que se analizan las "disfunciones" del mercado de carburantes de automoción y, en particular, el "elevado" grado de integración vertical y de concentración de sus distintas actividades.

El organismo explica que el informe, que será público el próximo mes de septiembre y contendrá recomendaciones para evitar estos problemas, destaca además la existencia de importantes barreras de entrada que "facilitan la realización y perpetuación de conductas que son contrarias a las normas de defensa de la competencia".

La gasolina de 95 octanos se ha encarecido en lo que va de año en España el 33,2%, en tanto que en la zona euro el precio medio de este combustible ha subido el 23%, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Esta disparidad ha provocado que se haya recortado sensiblemente la distancia entre el coste en surtidor del litro de gasolina en España y el precio medio al que se vende en los dieciséis países que comparten el euro.

Así, si en enero este carburante era el 20%o más barato en España, ahora la diferencia con la zona euro es del 14%, seis puntos inferior. En la última semana, los precios de la gasolina y del gasóleo se ha mantenido estables y, aunque se encuentran en máximos anuales, siguen alejados de los niveles históricos que alcanzaron el año pasado en julio, cuando el barril de petróleo Brent marcó su precio récord en 147,5 dólares, frente a los 74 dólares a los que cotizó ayer.

El precio medio del litro del gasóleo ha aumentado en España un 16% desde comienzos de año, mientras que en la zona euro ha subido el 10,8%. Esto ha provocado igualmente que se reduzca la diferencia con el resto de los países europeos, de manera que mientras en enero el diésel era un 12% más barato en España, ahora lo es un 7,8%. El litro de gasóleo cuesta actualmente en las estaciones de servicio españolas una media de 0,970 euros (en enero se vendía a 0,836 euros). En la eurozona, el precio ha pasado de 0,950 euros a 1,053 euros, según el Boletín Petrolero.