03 de enero de 2010
03.01.2010
El modelo medioambiental de un gigante

En Inditex se lleva el verde

El Plan Estratégico Medioambiental, que encara su cuarto y último año, integra en cinco grandes proyectos todas las áreas del ciclo productivo del grupo textil

03.01.2010 | 04:20
Aerogenerador eólico de 850 KW que la compañía textil posee en Sabón. / inditex

Desde hace tres años, Inditex ha decidido apostar por el verde, pero no como color en algunas de las 697 millones de prendas que vendió en 2008, sino en "conciliar el crecimiento económico del grupo con el cuidado del entorno social y la protección del medioambiente". Este es el preámbulo del Plan Estratégico Medioambiental 2007-2010 de Inditex. Es su arma para reducir las emisiones de CO2, ser eficiente en el ahorro energético y que las medidas que adopte sean conocidas y seguidas por todos sus empleados. Tiene casi 90.000 que trabajan, entre otros lugares, en las 4.500 tiendas que posee por todo el mundo.

La importancia que la multinacional le quiere dar a su política medioambiental se demuestra, por ejemplo, en su página web. En un lugar muy visible aparece el Plan Estratégico Medioambiental. Son 34 páginas en las que esboza las líneas maestras de su actuación en este apartado. A su lado, la explicación de Zara Korai (Atenas), la primera tienda ecoeficiente que ha abierto. Y un poco más abajo, la memoria de 2008 del grupo. El apartado dedicado al medioambiente ocupa 37 de las 384 páginas. Casi el 10%.

En marzo de 2008, Inditex y otras 13 compañías firmaron una declaración en la que, junto a otras medidas, se comprometían a reducir un 20% el consumo de energía por metro cuadrado antes de 2020 y a trabajar para superar el objetivo de usar un 20% de fuentes renovables para el mismo año, establecido por la Comisión Europea.

Y es el Plan Estratégico Medioambiental el que marca el camino a seguir en esta materia en Inditex. Según asegura el grupo, el objetivo de este programa es "desarrollar proyectos innovadores que sean capaces de implantar el concepto de sostenibilidad en todas y cada una de las actividades de la compañía".

El plan se desarrolla a través de cinco grandes líneas que abarcan, prácticamente, todas las áreas del ciclo productivo de la multinacional: Proyecto de integración energética con criterios medioambientales; Proyecto Inditex Pro Kyoto; Proyecto Huella ecológica de los tejidos; Proyecto Terra y Proyecto 3-S Tienda Sostenible.

Proyecto de integración energética con criterios medioambientales. El objetivo es la implantación de energías renovables (eólica, solar fototérmica y solar fotovoltaica) en todos sus centros logísticos y la aplicación de planes de eficiencia para aprovechar y ahorrar al máximo la energía consumida. También busca la eliminación de las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero generadas por su actividad diaria. Uno de los grandes logros ha sido la construcción en Sabón (sede de la central de Inditex, de las de Zara, Zara Home y Kiddy's Clas, de once fábricas textiles y de uno de sus mayores centros logísticos) de una planta de cogeneración de 5.000 KW, de una instalación solar fototérmica de 1.500 m2 y de un aerogenerador eólico de 850 KW, que cubren más del 50% de las necesidades energéticas de complejo coruñés. Todo el vapor necesario para el planchado en estas fábricas se genera con el excedente de energía para producir electricidad.

También se ha procedido o se está procediendo a la instalación de más de 150.000 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos en los aparcamientos de sus centros logísticos de Meco, Tordera, Zaragoza, Elche y León. En Arteixo y en Sallent (Barcelona) se ha sustituido el gasóleo, que se usa en la calefacción y en la producción de vapor en el planchado, por gas natural. Esta modificación evita la emisión de 850 toneladas de CO2 y otros gases contaminantes.

Por último, ha instalado en su centro logístico de Tordera una planta de cogeneración de 2.500 KW alimentada con gas natural. Permite la autoproducción de energía eléctrica y térmica para la climatización de las instalaciones. Frente a un sistema convencional, se obtienen reducciones del 64% en las emisiones de CO2; del 73% de las de óxidos de nitrógeno y del 99% en las de azufres -agentes dañinos para la capa de ozono-, mientras que las partículas sólidas emitidas se reducen a cero. La reducción estimada del consumo energético en todos sus centros logísticos ha sido del 15%.

Proyecto Inditex Pro Kyoto. Busca, por una parte, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la logística y distribución por carretera en un 20% antes de 2020, con el objetivo de un 1% de rebaja anual hasta 2012 y un 2% desde 2013 hasta 2020 y, por otra, la sensibilización de todo el personal de la compañía y el fomento de prácticas de movilidad sostenible. Inditex está terminando el proceso para renovar todos los vehículos de la flota que dan servicio a Zara con el fin de que en 2010 cumplan la normativa Euro 5 (la norma europea más exigente en materia de emisiones). Durante 2008 avanzó en la renovación de la flota, lo que supone un total de 69 camiones Euro5, que representan el 47% del total. También se han sustituido todos los vehículos de mantenimiento de gasolina de sus plataformas logísticas por vehículos eléctricos (ciclomotores) más eficientes y de emisiones cero de CO2. Todos los conductores reciben un curso de formación en conducción eficiente, que permite una reducción de entre un 7% y un 10% del consumo de combustible, según las rutas.

Dentro de este apartado también destaca el Programa Reúseme, cuyo objetivo es reducir el número de envases y embalajes al adaptar los camiones a las necesidades del grupo. Se da prioridad a la reutilización de cajas de cartón, se reduce el consumo de plástico y se recicla el 100% del cartón, plástico y madera restante. En 2008, por ejemplo, se rebajó el uso de cajas en un 2%, lo que conlleva una reducción del peso transportado y de las emisiones de CO2 asociadas.

Proyecto Huella ecológica. En colaboración con la Universidad de Santiago, ha diseñado una herramienta de análisis que permite conocer cuál es la huella ecológica (el deterioro que cualquier actividad provoca en el medioambiente) de todos sus procesos productivos y posibilita comparar el comportamiento ambiental de las fábricas y talleres. Del estudio han surgido diversas alternativas de productos que minimizan el impacto medioambiental y reducen el consumo de materias primas.

Proyecto Terra. Sus principales líneas de actuación son la creación de la masa forestal necesaria para absorber las emisiones procedentes del consumo de energía eléctrica y de combustibles fósiles de los servicios centrales del grupo y el fomento de actividades de protección del medio natural, de hábitats y de ecosistemas. En el primer apartado destaca la firma de un convenio con la Xunta de Galicia para el desarrollo de proyectos de creación de áreas forestales de alto nivel genético. Así, se han creado huertos de semilla forestal cualificada en los montes de Carboeiro y O Seixo en A Coruña. La iniciativa The Pull and Bear Forest ha promovido el cese de la edición del catálogo en versión papel y la reforestación con 13.000 árboles de una zona en la Reserva de la Biosfera de Sierra Gorda (México).

Proyecto 3S-Tienda sostenible. Con la apertura en diciembre de 2008 de Zara Korai (Grecia), la primera tienda ecoeficiente del grupo, Inditex dio otro gran paso en materia medioambiental. En este establecimiento se consiguió integrar materiales ecológicos, criterios de construcción sostenible y soluciones de eficiencia energética, con los que se lograron una reducción estimada del 30% en el consumo energético frente a una tienda convencional. El objetivo es recortar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a las tiendas en un 20% antes de 2020. Algunas de las medidas ecoeficientes implantadas, que evitan la emisión de más de 150 toneladas de CO2 al año, son: cortinas de aire con temperatura variable en función de la temperatura interior de la tienda, que evitan la entrada de aire más frío o más caliente; reguladores de iluminación en los escaparates en función de la luz exterior que evitan la excesiva iluminación cuando hay poca luz en la calle; uso de detectores de presencia en el almacén que disminuyen la intensidad lumínica en un 80% cuando no hay nadie; detectores de presencia en las zonas de menos tránsito (baños, taquillas, etc) que apagan completamente las luces; bolsas de papel FSC o PEFC, que acreditan que la materia prima procede de explotaciones forestales sostenibles; toda la madera utilizada también dispone de certificado FSC o PEFC; bolsas de plástico biodegradable con aditivo d2w que acelera el proceso de descomposición; escaleras mecánicas con modo reposo que reduce el consumo cuando no se hace uso de ellas; piedra y pavimento reciclable en un elevado porcentaje y que no contienen sustancias tóxicas o nocivas; ventanas y escaparates con doble cristal con cámara de aire para un óptimo aislamiento o construcción de una doble pared con cámara de aire en el interior del establecimiento para conseguir un mayor aislamiento térmico. A partir de ahora, todas las nuevas tiendas de Zara seguirán este modelo ecoeficiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores