-¿A Tuenti le está afectando la crisis?

-Estamos creciendo mucho estos años y, lo que es más importante en estos momentos, contratando nuevo personal.

-Aseguran que este año aún no han completado el número de personal que tenían previsto contratar...

-Necesitamos ingenieros y hay una carencia de profesionales en este sector. Pese al paro, tenemos algunas áreas de contratación muy específicas en las que es complicado encontrar personas con los conocimientos que requerimos para tareas de programación. De hecho, tenemos que contratar a mucha gente de fuera porque no los había aquí, en la empresa hay ingenieros de hasta 18 nacionalidades.

-En los últimos años las redes sociales han crecido con mucha fuerza, ¿estamos ante una nueva burbuja tecnológica?

-Al inicio hubo un montón de redes sociales, pero el mecanismo natural de selección de las especies ha provocado que muchas desaparecieran. En este mundo de las web 2.0 está todo por hacer. Pensamos que debemos estar constantemente innovando y generando nuevas utilidades relevantes para competir. Nuestra política de privacidad de los perfiles de los usuarios nos parece muy relevante para diferenciarnos.

-¿Las redes sociales están cambiando las forma de hacer negocio y de comunicarse?

-Ha habido un cambio transcendental en muchos ámbitos, y no sólo en el mundo de la economía y la empresa, también en la intimidad y las relaciones personales, de pareja. Son cambios muy trascendentales desde el punto vista sociológico y antropológico. No hay que asustarse porque en cierta medida volvemos a una comunicación más personal.

-A empresas como la suya se les acusa de ser culpables del aislamiento social de muchos jóvenes

-Esto no es un mundo paralelo, es una herramienta de consecuencias trascendentales, como en su momento lo tuvo la invención de la imprenta o el teléfono. Las redes de mundos paralelos, como Second Life, han fracasado, pero esto es diferente, aquí te relacionas con gente real.

-Desde el comienzo de la crisis la inversión en publicidad, la principal fuente de ingresos de las redes sociales, se ha reducido notablemente, ¿son realmente rentables este tipo de compañías?

-Sí, claro, y hay casos de éxito muy reseñables a nivel global. Pero en caso de España, la nuestra es la empresa de internet más grande, el 15% del tráfico web del país pasa por Tuenti, y tal vez seamos la más importante, tenemos 250 empleados. Estamos compitiendo con monstruos a nivel mundial como Facebook en un mercado como el español en términos de igualdad. Nuestro talento en I+D está aquí en España, nosotros no subcontratamos ni en India ni en China.

-Cuando Telefónica adquirió Tuenti por 70 millones hubo quien consideró que era un precio exagerado...

-Para algunos era mucho y para otros poco. Nosotros pensamos que es un precio justo para las dos partes. A Telefónica la vemos como una oportunidad para seguir innovando, sin un socio así no podríamos seguir afrontando determinados proyectos estratégicos.

-¿Las empresas están aprovechando las redes sociales para hacer negocio?

-Ha habido varias fases. Una primera de escepticismo, de ver de qué iba esto, la típica reacción corporativista en la que se piensa "esto no va conmigo". Luego sí que ha habido una segunda fase de decir que esto sí que es importante, y entramos en una fase de ensayo error. Es decir, de probar y hacer nuevas cosas. Es aquí donde estamos ahora. Las redes sociales se han convertido en algunos casos en un gran departamento de atención al cliente para muchas compañías.