07 de febrero de 2019
07.02.2019
La Opinión de A Coruña

Ferroatlántica vincula el alcance del ERE al marco energético que tramita el Gobierno

Los despidos, con una duración prevista de dos años, pueden afectar hasta a unos 500 trabajadores en Galicia - "Si se abarata la luz, el escenario cambia", sostiene la firma

07.02.2019 | 00:42
Fábrica de silicio de Ferroatlántica en el polígono de Sabón (Arteixo). víctor echave

El Estatuto de la Industria Electrointensiva que la ministra del ramo, Reyes Maroto, se ha comprometido a llevar al Parlamento en dos meses está llamado a jugar un papel determinante en las actuales crisis de la gran industria coruñesa, con Alcoa y Ferroatlántica como punta de lanza. Mientras los trabajadores de la aluminera urgen la aprobación del nuevo marco energético para que un inversor se decida a comprar la fábrica de A Grela, ahora Ferroatlántica apunta directamente al alto precio de la electricidad como causa del expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que plantea para todas sus plantas en España incluidas las gallegas de Sabón (Arteixo) y Cee-Dumbría (A Costa da Morte). La multinacional de ferroaleaciones prevé una suspensión de empleo de dos años y deja, por ahora, en el aire el número de trabajadores afectados. El alcance del ERE temporal dependerá de la negociación laboral y del marco energético en tramitación. "Si se consigue abaratar el coste de la energía seguro que cambiaría el escenario", indican fuentes oficiales de Ferroatlántica. La ecuación es simple: si baja el precio de la luz, "la empresa puede producir más y necesita más mano de obra", exponen las mismas fuentes.

El aviso de un ajuste de plantilla llegó a los trabajadores gallegos de Ferroatlántica el pasado diciembre, tras el batacazo de la última subasta de interrumpibilidad. Este sistema de distribución de primas articulado por el Gobierno para moderar el recibo de la luz de las fábricas que más energía necesitan para producir redujo un 40% los precios de los incentivos para el primer semestre de este año. La amenaza de despidos se ha concretado esta semana en forma de una convocatoria oficial a los comités de empresa de todos los centros de trabajo de Ferroatlántica en España para iniciar la negociación del ERE temporal el próximo lunes en Madrid.

La firma propiedad del Grupo Villar Mir cuenta con medio millar de trabajadores directos en Galicia, más de un centenar en la fábrica de silicio de Sabón y cerca de 400 en el centro de Cee-Dumbría. Las otras plantas afectadas son la de Boo, en Cantabria, y la de Zaragoza, así como los servicios centrales de la compañía en Madrid. "La empresa realiza sus mejores esfuerzos para intentar hacerlo [el ERE] lo más ajustado posible y que afecte al menor número de trabajadores", mantiene la compañía española integrada en la multinacional británica Ferroglobe y añade que "el precio de la energía es un factor determinante" y su encarecimiento, "un problema que hay que resolver en este país".

La duración prevista del ERE va del 1 de marzo de este año al 31 de febrero el 28 de febrero de 2021, pero la empresa matiza que "las fechas son estimaciones" que pueden variar en función de la negociación con los trabajadores y de los factores externos, como la incidencia que el Estatuto de la Industria Electrointensiva tenga sobre el coste eléctrico. En principio, no están previsto despidos definitivos. "Todo dependerá de cómo evolucione el escenario", avisa Ferroatlántica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tendencias


Las ventajas de la inteligencia artificial llegan a Whatsapp

Los clientes de BBVA en España podrán realizar por primera vez consultas financieras a su asistente virtual Blue con esta App

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia