22 de febrero de 2019
22.02.2019
La Opinión de A Coruña
Mikel Palomera Director general de Seat España

"La descarbonización es necesaria, pero hay que hacerla con criterio"

"Se necesita estabilidad regulatoria, no que cada ciudad o región establezca sus propias condiciones: eso solo genera confusión"

22.02.2019 | 00:46
Mikel Palomera.

El director de Seat España recaló ayer en A Coruña para la presentación en sociedad del Cupra Ateca, con el que se estrena la submarca de la filial del Grupo Volkswagen. Mikel Palomera (Erandio, 1966) se muestra optimista sobre las posibilidades de esta nueva enseña y asegura que Seat es hoy un "oasis" en el mercado automovilístico nacional, en el que solo dos marcas crecen en ventas.

-¿Por qué ha decidido Seat convertir Cupra en marca?

-Seat está viviendo un buen momento, de desarrollo, pero pensamos que en el mercado hay oportunidades para llegar a una tipología distinta de clientes. No todos los días se lanza una marca nacional y para nosotros es un orgullo. Cupra es una marca orientada a un cliente amante del mundo del motor, de los coches con prestaciones. Cupra se sitúa entre las marcas de volumen y las premium; con vehículos con prestaciones a un precio razonable.

-¿A qué cuota de mercado aspiran?

-Simplemente lo que buscamos es ir posicionando la marca. Y poco a poco ampliar el portfolio de producto. Vamos a lanzar siete modelos de aquí al 2021, muchos basados en modelos que existen en la gama de Seat, y otros serán más exclusivos. Es un proyecto muy interesante para nosotros. Dentro del Grupo Volkswagen hay muchas posibilidades desde el punto de vista tecnológico. No solo serán turismos con muchos caballos; dentro de la gama entrarán modelos más ecológicos, híbridos enchufables, 100% eléctricos?

-Seat lleva varios años creciendo de forma importante en ventas, ¿continuará esta tendencia en 2019?

-La verdad es que en los últimos meses los resultados nos están acompañando. El año pasado fuimos líderes del mercado en España en turismos y hemos empezado 2019 con la misma tendencia. Somos un oasis dentro de lo que es el mundo del automóvil. Hoy por hoy solo hay dos marcas que crecen en el mercado español, que son Seat y Dacia. En Seat nos estamos aprovechando de la mayor cobertura de producto, con el Ateca, el Arona y ahora con el Tarraco. Con eso lo que conseguimos es cubrir de una manera bastante importante el segmento que más está creciendo, el de los SUV, y eso nos ha permitido combatir esta atonía que hay hoy en el mercado español, sobre todo el de los clientes particulares, que lleva varios meses de caída por las incertidumbres político-económicas y tecnológicas? Esto hace que muchos clientes estén posponiendo la decisión de compra.

-¿Qué representa Galicia para el negocio?

-Sobre un 5%, aproximadamente. El mercado gallego es un tanto particular. Por una parte, sobre todo aquí en Vigo, hay un efecto fábrica por el Grupo PSA. Y después, dentro de lo que es la tipología de la clientela, Galicia, por la propia configuración orográfica y las condiciones climatológicas, no tienen los mismos condicionantes que en las grandes ciudades.

-¿Cree que los plazos de descarbonización que se están marcando se pueden cumplir?

-Se deben establecer unos objetivos. Toda la industria del automóvil está comprometida con la descarbonización, que es necesaria. Pero también hay que hacerla con cabeza, con criterio. Hace falta una transición. Tiene que haber una cierta neutralidad tecnológica, es decir, que se nos marquen unos objetivos, y es necesaria una estabilidad regulatoria, no que cada ciudad o autonomía decida sus condiciones, porque eso lo único que hace es confundir al cliente. La descarbonización es un objetivo común pero tiene que ser paulatina. Uno de los grandes activos que tiene este país es que tenemos una industria del automóvil muy potente. Somos el 2º fabricante europeo de coches. La automoción es una gran generadora de riqueza y empleo y sobre todo de I+D+i. Por eso necesitamos adaptarnos de una forma paulatina y pausada.

-¿Hay que fiarlo todo al coche eléctrico?

-Sin ninguna duda es una de las grandes alternativas del futuro, pero no la única. Además necesita un cierto tiempo para que su uso sea razonable, la infraestructura tiene que acompañar a la revolución tecnológica de los coches, porque si no, no tendría ningún sentido.

-¿Llegará el día en que los consumidores dejen de comprar coches y se limiten a pagar por un servicio?

-Es una tendencia. El pago por uso está muy ligado sobre todo a lo que es la circulación por las grandes ciudades. Habrá en el futuro zonas en las que ésta sea la situación predominante, pero en otras se seguirá manteniendo el coche en propiedad. Dependerá de dónde vivas, para qué lo usas?

-La digitalización, el coche eléctrico? ¿Afectará al empleo en la posventa, a los talleres?

-Va a suponer una gran transformación del sector del automóvil en toda la cadena de valor. La digitalización va a afectar tanto al desarrollo de los coches -en el diseño se trabaja con realidad aumentada, impresión 3D-, a la fabricación -visión artificial, automatización- y a la distribución: tanto a la venta como a la postventa. No hay ninguna duda de que el coche eléctrico, desde el punto de vista de postventa, es más simple, tiene menos piezas móviles. Tenemos que hacer un ejercicio de adaptación, cambios de rol y mucha formación para adaptarnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia