12 de marzo de 2019
12.03.2019
La Opinión de A Coruña

Apenas el 7% de los concellos recuperaron ya el empleo destruido durante la recesión

La mejora se centra en las áreas metropolitanas n San Cibrao, Ames, Brión y O Porriño capitalizan los avances - Galicia tiene todavía 46.500 cotizantes menos

12.03.2019 | 00:57
Apenas el 7% de los concellos recuperaron ya el empleo destruido durante la recesión

La nómina de afiliados gallegos a la Seguridad Social tocó suelo en febrero de 2013 tras las turbulencias de una doble recesión ( double dip recession, se produce cuando hay una leve recuperación entre dos periodos de caída del PIB) y haber destruido uno de cada diez puestos de trabajo. Cuando se dio por rematada la fase de bonanza económica Galicia tenía apuntados a casi 1.041.000 cotizantes; tuvo que arrancar la recuperación con 135.000 menos. Han pasado seis años y todavía falta por reincorporar cerca de un 35% del empleo perdido, como constatan los datos oficiales del Ministerio de Empleo, desglosados por el Instituto Galego de Estatística (IGE). Son muy pocos los concellos que se escapan de la tendencia general, han pasado página de la crisis en materia laboral y tienen ahora más cotizantes que en diciembre de hace diez años. Son solo 24 de los 313 que tiene hoy Galicia; menos de uno de cada diez (el 7%). La mayoría están en las áreas metropolitanas de A Coruña, Santiago y Vigo.

En la provincia de A Coruña los concellos que sí dieron la vuelta ya a los efectos de la crisis se concentraron en el área metropolitana de la ciudad coruñesa y en la de Santiago. Los mayores avances se registraron en lo que durante un tiempo se consideraron localidades dormitorio de la capital gallega, con fuerte presencia de empleados públicos. Así fue con Teo, Brión y Melide, todas con más de un 10% de cotizantes respecto a los que sumaban antes de la crisis. Melide, Oroso, Narón, Ares, Sada, Oleiros, Culleredo, Carral, Arteixo y Miño completan el listado. En el lado opuesto está el concello de Ferrol, con una pérdida de cotizantes superior al 15%.

Esta excepcionalidad se limita, en el caso de la provincia de Pontevedra, a seis localidades. Y, al margen de Valga y Salvaterra de Miño, todas (Gondomar, O Porriño, Salceda de Caselas y Soutomaior) están en el área viguesa, focalizadas por tanto en áreas de actividad más vinculadas a la industria, y donde puede resultar más asequible la compra o alquiler de una vivienda. O Porriño es el concello pontevedrés que mejor se ha sobrepuesto de la recesión y cuenta a día de hoy con un 7% más de cotizantes que hace una década. Claro que, a diferencia del conjunto de Galicia, en el mismo periodo también elevó su cifra de habitantes (+2.626) y de población en edad de trabajar (+1.265).

Más tímido fue el avance en cotizantes de Salceda (+3,8%), Salvaterra (2,6%), Soutomaior (2,35%), Gondomar (1,4%) y Valga (0,8%). En todos ellos se repitió la misma circunstancia atenuante: mientras Galicia se quedó sin 82.500 habitantes desde finales de 2008, todos estos concellos sumaron efectivos en su padrón. Y en todos se elevaron asimismo los ingresos de la población trabajadora de manera significativa, como constatan las estadísticas de la Agencia Tributaria.

Donde prácticamente ha pasado de largo la recuperación -en el ámbito municipal- ha sido en las provincias de Ourense y Lugo, aunque en la primera está el concello que más afiliados ganó en estos diez años. Se trata de San Cibrao das Viñas, que experimentó un incremento del 24%. Barbadás y Allariz completaron la nómina de nombres ourensanos en esta reducida lista, casi testimonial (con Negueira de Muñiz, con un extra de cuatro afiliados respecto a 2008 y Outeiro de Rei) en el caso de Lugo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia