04 de mayo de 2019
04.05.2019

Las futuras ayudas por CO2 dan oxígeno a Ferroatlántica, con el ERE en suspenso

La regulación temporal de empleo firmada en el mes de febrero sigue sin aplicación. La plantilla prevé salvar los despidos hasta la subasta de junio

03.05.2019 | 22:17
Concentración de trabajadores de Ferroatlántica en Cee en contra de la reduccion de la producción.

La plantilla gallega de Ferroatlántica celebra el incremento de ayudas compensatorias por costes de emisiones indirectas de CO2 comprometido por el Gobierno socialista, en funciones. La inyección de 200 millones de euros (hasta la semana pasada estaban previstos 91) para abaratar los costes energéticos de las empresas electrointensivas „las que más electricidad necesitan para producir„ puede servir, al menos de momento para evitar los despidos temporales en las fábricas de ferroaleaciones de Sabón (Arteixo) y de Cee-Dumbría. El expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) firmado en febrero para Ferroatlántica en toda España está sin aplicar y el comité de empresa de la planta coruñesa espera que se mantenga así al menos hasta la próxima subasta de primas eléctricas, prevista para el mes de junio.

La firma propiedad del Grupo Villar Mir atribuye el ERTE al problema energético. El aviso de un ajuste de plantilla llegó a los trabajadores gallegos de Ferroatlántica el pasado diciembre, tras el batacazo de la última subasta de interrumpibilidad. Este sistema de distribución de primas articulado por el Gobierno para moderar el recibo de la luz de las fábricas que más energía necesitan para producir redujo un 40% los precios de los incentivos para el primer semestre de este año. A partir de ese momento, la compañía decidió parar parte de los hornos tanto en el centro de Sabón como en el de A Costa da Morte.

Los auxiliares, sin trabajo

Los trabajadores de las empresas auxiliares han sido por el momento las únicas víctimas laborales de la reducción de producción de Ferroatlántica. Los 70 trabajadores externos con los que contaba la factoría de Sabón perdieron su puesto de trabajo a raíz del cierre de los hornos, según confirma el portavoz del comité de empresa, Francisco Blanco, quien confía en que el ajuste de personal no toque a la plantilla propia de la empresa al menos hasta junio. "Esperarán a la próxima subasta y en función de los resultados decidirán sobre la aplicación del ERTE", valora Blanco.

Si Ferroatlántica se adjudica lotes suficientes en la puja, con la consecuente asignación económica, el expediente incluso podría quedar sin efecto, entienden los trabajadores. La duración prevista del ajuste era del 1 de marzo de este año al 28 de febrero de 2021, pero la empresa matizó que "las fechas son estimaciones" que pueden variar en función de la negociación con los trabajadores y de los factores externos, como la incidencia que el Estatuto de la Industria Electrointensiva que tramita el Gobierno tenga sobre el coste eléctrico.

El presidente del comité arteixán, Alberto Ferreiro, estima que las ayudas por CO2 que el PSOE se ha comprometido a duplicar "aliviarán algo" los costes de la compañía, de manera que pueda suavizar las medidas laborales. Ferroatlántica da trabajo directo a más de un centenar en la fábrica de silicio de Sabón y cerca de 400 en el centro de Cee-Dumbría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia