14 de mayo de 2019
14.05.2019

La luz, hasta un 85% más cara que en otros países de la UE para la gran industria

El megavatio español es de los más costosos de Europa || Los comités de empresa de Alcoa, Ferroatlántica y Celsa Atlántic convocan una protesta el 20 en Santiago

13.05.2019 | 22:30
La luz, hasta un 85% más cara que en otros países de la UE para la gran industria

Los comités de empresa de tres electrointensivas gallegas, Alcoa, Ferroatlántica y Celsa Atlantic, invocaron ayer, entre otros factores, el alto precio de la electricidad y la necesidad de producir con una tarifa competitiva para garantizar el "futuro" de estas industrias. Es el mismo argumento que emplea Arcelor-Mittal en el caso de la siderurgia asturiana.

Los datos que se conocen sobre las tarifas de los grandes consumidores de energía tienden a corroborar que la luz es significativamente más barata en otros países del entorno europeo „el precio medio español llega a ser hasta el 85% más caro que el francés„ y cuestionan la opinión recién expresada por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, acerca de que no existen grandes diferencias dentro de la UE en lo que pagan las fábricas electrointensivas.

Eurostat, oficina estadística de Bruselas, divulga dos veces al año información sobre el precio medio de la electricidad para industrias con consumos superiores a 150.000 megavatios/hora al año. Los datos son incompletos porque su presentación por las empresas no es obligatoria y algunos países han optado por no compartirlos con Eurostat, como ocurre con Alemania, precisaron fuentes expertas, por lo que los números deben ser interpretados con cautela.

Los datos disponibles sobre el segundo semestre de 2018, reproducidos en parte en el gráfico adjunto, muestran diferencias como los que se explican en los siguientes puntos.

Megavatios caros. En la segunda mitad del pasado año, el precio medio en España para un consumidor como el descrito fue de 94,7 euros por megavatio/hora, siempre según Eurostat. Ese precio es un 9,1% mayor que el promedio de la UE (86,6 euros) y está muy cerca de los que el servicio estadístico atribuye a Italia (90,6) y a Polonia (96,1).

Megavatios baratos. Los números de Eurostat sitúan el precio del megavatio en Francia para grandes consumidores industriales en 51,2 euros, de modo que la tarifa media en España habría resultado el 84,9% más cara que la gala en la segunda mitad de 2018. Francia, además, es uno de los países en los que está presente Ferroglobe, propietaria de Ferroatlántica. La alta competitividad de la energía francesa está en parte ligada a la preeminencia de la generación nuclear. También Hungría (donde opera Alcoa) cuenta con un precio más competitivo (el megavatio/hora es casi 15 euros más barato), y fuera de la UE Turquía también. Según la estadística, salvo Polonia, los distintos países europeos aventajan a España en los costes energéticos: Bélgica, con el megavatio/hora 23 euros más barato, y también Alemania, aunque no aparezca en la lista de Eurostat, constituyen un ejemplo. El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista alemán es este año de 39,7 euros, frente a los 53,5 de España (34,7% más).

El mercado mayorista determina solo una parte de la factura. El resto corresponde a costes regulados por la Administración transporte y distribución, subsidios a las tecnologías renovables y a las centrales de respaldo, como las de carbón y gas; pago de la deuda eléctrica en el caso de España...) y a los impuestos. La estructura del precio muestra que en España la carga fiscal (22,5% del precio) es análoga a la media europea, pero inferior a la de Francia (12,7%). Los precios recopilados por Eurostat recogen el efecto de algunas de las ventajas que los países conceden a la gran industria (rebajas o exenciones en los costes regulados), pero no otras, como el dinero para compensar los costes indirectos del CO2 que el Gobierno español se ha comprometido a reforzar. Con distintos grados de generosidad, tales ayudas funcionan en muchos estados de la UE.

Manifestación en Santiago. Los comités de empresa de Alcoa Coruña y San Cibrao, en Cervo (Lugo); de Ferroatlántica en Sabón y Cee-Dumbría y de Celsa Atlantic, en A Laracha, convocaron ayer para el 20 de mayo, en Santiago de Compostela, una manifestación conjunta para reclamar una "solución energética" y "un futuro" para estas industrias. En una rueda de prensa en el Edificio de Sindicatos de A Coruña, y con la presencia de los presidentes de los comités de estas empresas, solicitaron tanto al Gobierno central como a la Xunta de Galicia que garanticen la continuidad de sus fábricas y los empleos tanto directos como indirectos que generan. El presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, cifró en más de 4.000 las familias que dependen de las empresas que han convocado la protesta, que partirá a las 11.00 horas desde el Estadio de San Lázaro en dirección a las consellerías.

Tarifa competitiva. Xuntos por unha tarifa eléctrica competitiva para a industria electrointensiva, Sen industria non hai futuro, Solución enerxética, xa! y Na defensa dos postos de traballo da industria electrointensiva son las demandas que figuran en el cartel de la manifestación, cuyo lema será Por un futuro para a industria electrointensiva. Los presidentes de los comités de las empresas convocantes coincidieron en la necesidad de esta movilización para "incidir" en que la Administración central y la Xunta adopten decisiones que permitan "regular el sector eléctrico".

Solución política. El presidente del comité de Ferroatlántica Sabón, Alberto Ferreiro, cuestionó que el precio del megawatio se pague en Francia más barato que en España, señaló al comparar la situación en uno y otro país. "No podemos seguir así, hay que sacar un precio razonable", dijo su compañero de Cee-Dumbría. "La solución es política", apostilló, a su vez, el presidente del comité de empresa de Alcoa San Cibrao, Xosé Paleo, quien, como Juan Carlos López Corbacho, volvió a reclamar "precios estables" a través de un estatuto electrointensivo, del que han reprochado al Gobierno que no lo aprobase antes de las elecciones generales, en alusión a su compromiso a este respecto. "Los precios energéticos nos hunden cada vez más", recalcó el presidente del comité de Celsa Atlantic, Agustín Méndez, quien reiteró que el sector "necesita un marco que regule el problema energético".

Regulación europea. Ante las próximas elecciones europeas, los convocantes de la manifestación del próximo lunes sostienen que su problemática lo es a nivel europeo y hay que "regularla". "Pedimos que se pongan las pilas y que regulen esta situación a nivel europeo, que se tenga en cuenta que España es una isla energéticamente hablando", afirmaron. El Ministerio de Industria decidió no llevar al Consejo de Ministros el proyecto de Estatuto de Consumidores Electrointensivos después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) alertara de que los mecanismos incluidos podrían ser considerados ayudas de Estado. El Gobierno asegura que está trabajando en un nuevo texto que espera tener en próximas fechas y poder mostrarlo públicamente con el "máximo de seguridad jurídica y de rigor". El presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, sostiene que las industrias se encuentran en "una situación límite" y "con muchos problemas" por la "falta de regulación" del marco energético para las empresas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia