El Reino Unido es el "cuarto cliente" de Galicia. Representa el 7% de las exportaciones: 1.600 millones. Unas 730 empresas gallegas mantienen relaciones comerciales con el país británico. La salida de este de la UE sin un acuerdo constituye el escenario más probable con Boris Johnson como primer ministro. En cualquier caso, la Dirección Territorial de Comercio y del ICEX ya avisó en diciembre pasado de la necesidad de que las firmas gallegas con intereses en el Reino Unido se dotasen de planes de contingencia y los adaptasen a los diferentes escenarios previstos. El problema es que muchas compañías "no hicieron los deberes", asegura Sergio Prieto, director territorial de Comercio e ICEX, y ahora el tiempo se echa encima.

Prieto es optimista "si logramos adaptarnos" a la realidad que se avecina en noviembre: aranceles, trámites e inspecciones aduaneros, devaluación de la libra o encarecimiento del producto.

"La prioridad es consolidar y aumentar el negocio con el Reino Unido", asegura. "Incluso debemos enfocar el Brexit duro en clave de oportunidad', añade. De lo contrario, habrá que "buscar otros destinos". De entrada, ayer se celebró la primera reunión del grupo de trabajo sobre el Brexit en Galicia con el ICEX, Aduanas, las cinco autoridades portuarias gallegas, las tres universidades y 12 clústeres de la comunidad.

En valor, los grandes afectados por las exportaciones son el sector textil (31%) y la automoción (17%). Pero en número, el 85% de las 730 firmas gallegas afectadas son alimentarias, manufactureras o venden bienes de equipo.

8

A Coruña acoge una reunión del grupo de trabajo sobre el 'Brexit'