07 de octubre de 2019
07.10.2019
La Opinión de A Coruña

El control de la inspección lleva la conversión de temporales en fijos a un récord en Galicia

Fueron casi 5.000 en septiembre y por primera vez superan a los contratos indefinidos ordinarios || Aún así, los nuevos empleos estables bajan un 8% en lo que va de año

07.10.2019 | 17:53
El control de la inspección lleva la conversión de temporales en fijos a un récord en Galicia

A pesar de los malos datos del paro (3.164 nuevos desempleados) y las peores cifras de afiliación (se perdieron 7.353 cotizantes), Galicia consiguió durante el pasado septiembre darle la vuelta, al menos de momento, a la tendencia a la baja en los contratos tras siete años batiendo máximos consecutivos. Se firmaron casi 107.000 en el mes y van alrededor de 813.000 desde el inicio del actual ejercicio, un 0,2% más que en el mismo periodo de 2018, según los datos recopilados por el Instituto Galego de Estatística (IGE) a partir de la información suministrada por la Consellería de Economía, Emprego e Industria. El crecimiento está directamente ligado a la temporalidad, que es la única fórmula de ocupación que va al alza en estos momentos. Los indefinidos, en cambio, están en números rojos —caen un 8%—, a pesar de que acaba de registrarse el récord de conversión de empleados temporales en fijos. Fueron casi 5.000 en septiembre. Por primera vez superan a los contratos indefinidos ordinarios, los que vienen sin fecha de caducidad desde el principio. Un fenómeno que coincide con el refuerzo del control de la Inspección de Trabajo contra el empleo irregular.
Concretamente, los indefinidos iniciales ascendieron el mes pasado a 4.805, lo que supone una caída del 12,4% respecto a septiembre de 2018. El total acumulado en lo que va de año asciende a 35.791, un 14,7% por debajo de los contratos fijos ordinarios formalizados entre enero y septiembre del ejercicio anterior (41.088). Otros 4.932 empleados eventuales pasaron a ser indefinidos en septiembre —un 13% más en la comparativa anual— y suman 31.808 en estos nueve meses completos. El descenso en este caso es muy inferior, del 2,3%. Entre enero y septiembre de 2018 las conversiones ascendieron a 32.573.
Desde que en 2012 la Inspección de Trabajo, que en la comunidad actúa coordinada entre el Gobierno central y la Xunta, puso en marcha su plan contra el fraude laboral, la cantidad de personal temporal que pasó a ser fijo, y no por voluntad de la empresa, no paró de crecer. Las transformaciones forzadas por los inspectores al descubrir la cobertura con empleos temporales de puestos que realmente son fijos representan ya prácticamente el 20% del total de las conversiones. En 2017, según el balance oficial del organismo, fueron 4.859 puestos. El pasado 2018, como recogen los datos de la Xunta en este caso, rozaron los 8.000.
Los contratos temporales concentran el incremento de la contratación al completo. Suben hasta septiembre un 1%. Uno de cada tres (276.000) es probable que ya no esté en vigor porque la previsión de duración era de menos de una semana. Esta modalidad, la más usada desde la recuperación del mercado laboral autonómico, se reduce un 2,8%. Los de una semana a un mes crecen un 2%, hasta los 85.433; otro 5,9% aumentan los contratos de uno a seis meses (144.722). Los de más de medio año, en cambio, descendieron un 4% (17.290) y se desplomaron por encima del 38% los que se prolongan más de un año (1.752).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia