10 de febrero de 2020
10.02.2020
Claves

Las Sicav de las fortunas gallegas escalan casi un 10% anual hasta rozar los 640 millones

Soandres, de Sandra Ortega, alcanza los 307 millones tras repuntar un 8% || Vientos favorables para la renta variable impulsan la rentabilidad de las Sicav, en el punto de mira del Gobierno

10.02.2020 | 00:13
Rosalía Mera, Luis Fernández Somoza, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, José María Castellano y Francisco Botas.

CLAVES

  • Cerco del Gobierno El acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos incluye un apartado de lucha contra el fraude fiscal donde el tercer punto está dedicado a las Sicav, sobre las que pretende ejercer mayor control. El Ejecutivo prevé otorgar a los órganos de inspección de la Agencia Tributaria la competencia para declarar (a efectos exclusivamente tributarios) el incumplimiento de los requisitos establecidos para las sicav en la normativa financiera
  • Alta rentabilidad en 2019 Mientras el ahorro en depósitos y otros instrumentos de renta fija apenas recibe compensación por la política de bajos tipos de interés, las inversiones más arriesgadas, como las Sicav, disparan su rentabilidad. La mejora de datos macroeconómicos en el cuarto trimestre de 2019 impulsó un 9% la renta variable. Los analistas esperan menos euforia para este año

Las sociedades de inversión de capital variable (Sicav) han perdido popularidad en los últimos tiempos como vehículo inversor de los patrimonios más abultados. Hace una década que el hombre más rico de España, Amancio Ortega, dejó de utilizar este instrumento para engordar su capital y otra millonaria coruñesa, Felipa Jove, tomó la misma senda hace año y medio. Pero otras grandes fortunas gallegas, lideradas por Sandra Ortega -la mujer más adinerada del país y cuarta persona solo por detrás de su padre- mantienen la apuesta por esta forma de inversión que está en el punto de mira del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, en su lucha contra el fraude fiscal. Las dudas sobre su regulación futura han ido mermando el número de Sicav, pero las doce principales respaldadas por fortunas gallegas acaban de cerrar un buen año, con una ganancia media de casi el 10% (concretamente el 9,3%), lo que se traduce en 54,5 millones de euros más con los que alcanzaron los 639 millones al cierre de 2019.

Casi la mitad (el 48%) de ese capital corresponde a la Soandres de Activos, la mayor sicav de Galicia, que canaliza una pequeña parte del patrimonio de Sandra Ortega, la primogénita de Amancio Ortega y Rosalía Mera. Soandres incrementó un 8% su valor en el pasado ejercicio y pasó de los 284,5 a los 307,5 millones de euros, lo que le reportó unas ganancias de 23 millones de euros a Sandra Ortega. Es la mejor evolución de los últimos cinco años, un resultado con el que remonta la caída del 4% que sufrió el ejercicio anterior.

Buenos tiempos para la renta variable. El informe remitido por Soandres a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) atribuye principalmente a "la evolución del mercado" su rentabilidad, a la que contribuyeron sobre todo el fondo Polar Global Insurance Fund (0,39%) -que invierte en acciones de sociedades del sector de los seguros a nivel mundial- y el CC Japan Alpha Fund, que aportó un 0,3%. El documento detalla que en el cuarto trimestre de 2019 los datos macroecononómicos tanto EEUU como Europa mostraron "ciertos signos de recuperación" que "catapultaron la renta variable mundial otro 9%". Mientras la renta fija pierde fuelle por la política de bajos tipos de interés que mantienen los bancos centrales para inyectar liquidez a la economía, las opciones de inversión más arriesgadas sacan tajada. Pero el documento de análisis avisa: "Resulta improbable que 2020 pueda repetir tales rentabilidades".

Estos vientos de cola auparon a todas las Sicav gallegas en el último ejercicio. Las doce vinculadas a grandes patrimonios afincados en la comunidad cerraron con ganancias, que oscilan entre el 2% y el 20%. La que experimentó una mayor subida fue Silleiro de Inversión, del exdirector general de Inditex Juan Carlos Rodríguez Cebrián: roza los 15 millones de euros tras sumar dos millones y medio el año pasado (+20,5%).

Dinero y lazos familiares. El dinero y los lazos familiares van de la mano. Dolores Ortega es la esposa de Cebrián y la sobrina del fundador de Inditex; ella administra Vivero de Inversiones, que ha cerrado un año casi tan bueno como el de Silleiro al repuntar un 19%. En capital colocado en esta Sicav supera al de su marido: Vivero alcanzó los 19,3 millones de euros.

Por patrimonio, la segunda Sicav más importante de Galicia -tras Soandres, de Sandra Ortega- es Guntín de Inversiones, con casi 119 millones de euros. Detrás de ella está otro gallego de la lista Forbes, Luis Fernández Somoza, el expropietario de la empresa de transportes Azkar. Guntín logró una rentabilidad anual del 11% en 2019, lo que le permitió engrosar en 11,7 millones de euros su valor. Pero no es la única Sicav de Fernández Somoza. Currelos de Inversiones ronda los 66 millones de euros después de revalorizarse también el 11%.

Deserciones sonadas. Desaparece de la lista de Sicav gallegas Brunara, cuyo consejo decidió abandonar hace año y medio Felipa Jove, vicepresidenta de la corporación Inveravante e hija del expresidente de Fadesa Manuel Jove. Con esa decisión la familia Jove termina de desvincular su fortuna de las Sicav, después de liquidar en 2016 Doniños y Bourdet, ambas del presidente de Inveravante.

Los Jove no son los únicos que han dado ese paso. Hace ya diez años que Amancio Ortega dejó las Sicav y apostó por las inversiones inmobiliarias a través de su sociedad patrimonial Pontegadea. Su exmujer, Rosalía Mera, también transformó la Sicav Breixo en una sociedad de inversión libre. Tras su muerte, su hija Sandra liquidó Quembre de Inversiones, si bien Soandres continúa activa.

Las ganancias del ladrillo. Otro empresario ligado al ladrillo, el vigués Modesto Rodríguez, invierte en tres Sicav: Moterfin, Cibrán y Solainainvest. Rodríguez, que llegó a controlar el 33% de Fadesa, fue uno de los cuatro promotores del mayor centro comercial de Galicia, Marineda City, -junto con Jove, Collazo y Souto-. También a él le ha sonreído la rentabilidad en el último año.

Moterfin ganó 2,5 millones (+8%) hasta rozar los 34 millones; Cibrán se revalorizó un 7%, con lo que suma dos millones de euros y supera los 32; mientras Solainainvest engorda su patrimonio un 5% (un millón más) hasta los 21,4 millones de euros.

Al calor del imperio textil. María José Jove Ortega es hija de Josefa Ortega (hermana de Amancio) y Miguel Jove. Sus padres formaron parte de Inditex, donde también han desempeñado su trabajo su hermano Miguel y su marido, José Manuel Romay -hijo del exministro de Sanidad José Manuel Romay Beccaria-. La Sicav de la sobrina del imperio textil coruñés se llama Jogami de Inversiones y cerró el año con un alza del 13%. De esa manera pasó de 7,2 millones de euros a 8,1 millones.

Otra Sicav gallega vinculada al gigante de Arteixo es Carivega. En ella canaliza sus inversiones María Teresa Vázquez, esposa del exvicepresidente de Inditex José María Castellano, que anteriormente figuraba también en la sociedad. Carivega tuvo en 2019 un avance más discreto que la media (+6%) y cerró el año con un patrimonio de algo más de 8,2 millones de euros, medio millón más que al cierre de 2018.

Metal y banca. Los hermanos Freire Arteta, propietarios de la metalúrgica Megasa, poseen Tietar de Inversiones. Esta Sicav repuntó un 10% hasta alcanzar los 6,1 millones de euros. Entre las doce principales Sicav gallegas Tietar es la que tiene el segundo patrimonio más bajo. La colista es Rumbo 1717, la sociedad administrada por Torre de Hércules Participaciones Societarias y vinculada a varios directivos, entre ellos el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas. Cerró 2019 con un pequeño avance del 2% que la impulsa hasta los 2,7 millones de euros.


LAS SICAV DE GALICIA, EN CIFRAS

Soandres. Sandra Ortega, la primogénita de Amancio Ortega y Rosalía Mera —de quien ha heredado su fortuna— canaliza una pequeña parte de sus inversiones a través de Soandres. La mayor Sicav de Galicia cerró 2019 con un patrimonio de 307 millones (+8%).


Guntín y Currelos. El millonario Luis Fernández Somoza, expropiatorio de la empresa de transportes Azkar, invierte parte de su fortuna en las Sicav Guntín y Currelos. Ambas se impulsaron un 11% el año pasado. Guntín acumula 119 millones y Currelos 66 millones.

Silleiro y Vivero. Juan Carlos Rodríguez Cebrián, exdirector general de Inditex y cuñado de Amancio Ortega, se enriquece con Silleiro de Inversiones, que roza los 15 millones (+20,5%). Su mujer, Dolores Ortega, maneja Vivero, que subió un 19% hasta los 19,3 millones.

Carivega. El exvicepresidente de Inditex José María Castellano está relacionado con Carivega, una Sicav en la que antes figuraba directamente y ahora solo aparece formalmente su mujer, María Teresa Vázquez. Elevó su patrimonio un 6% hasta los 8,2 millones.

Rumbo 1717. El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, y otros directivos gallegos están vinculados a Rumbo 1717, una de las Sicav más pequeñas con patrimonio gallego. El ejercicio pasado se impulsó un discreto 2% hasta los 2,7 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia