17 de abril de 2020
17.04.2020
La Opinión de A Coruña

Grupo Riesgo garantiza el empleo y 250 millones para las plantas de Alu Ibérica

El comité de empresa coruñés se reúne hoy con los inversores a los que exigen esas garantías de actividad y empleo

16.04.2020 | 20:20

Los trabajadores de Alu Ibérica respiran tras su estupor inicial, al conocer este miércoles que Parter Capital Group (el fondo suizo que adquirió sus plantas en A Coruña y Avilés a la multinacional estadounidense Alcoa con el beneplácito del Gobierno) ha cedido tres cuartas partes del control de ambas fábricas a Grupo Industrial Riesgo en pleno estado de alarma. Grupo Riesgo lanzó ayer un mensaje de tranquilidad y se compromete con los puestos de trabajo de ambas factorías y con la inversión de 250 millones para convertir las instalaciones en referentes del sector. Hoy mismo una representación del comité de empresa en A Coruña espera arrojar luz sobre una operación que, no cejan en calificar de poco transparente.

"No son ni formas ni tiempos", manifiesta el presidente del comité de empresa de Alu Ibérica, Juan Carlos López Corbacho, quien acude (junto con otros representantes de los trabajadores, unos de manera presencial y otros virtual) a una reunión hoy en A Coruña con el grupo inversor que tomará el control de la planta tras una operación que, como ha trascendido, se cerró hace un mes y medio. Corbacho parte con condiciones ya que, asegura, que los empleados no van a admitir "ningún cambio que perjudique a la actividad actual y a las garantías de empleo en un futuro". "El nuevo inversor tendrá que aportar una mejor solución y mayores espectativas de futuro", asegura.

Como adelanto, el grupo inversor, por medio de un comunicado, garantizó ayer que no se modificará "ninguno de los acuerdos existentes" y subrayó que se invertirán "inmediatamente" veinte millones de euros comprometidos para las mejoras necesarias en las factorías. Avanza su previsión, asimismo, de inyectar 250 millones a cinco años para convertir "las instalaciones en referente clave en el sur de Europa".

El Grupo subraya asimismo su deseo de contar con equipo profesiona local, "de larga y probada experiencia industrial y profundo conocimiento de la actividad y sus mercados" para liderar las plantas. Quiso recordar que Alu Ibérica sigue teniendo "un problema con el alto coste eléctrico" y señala que el proyecto incluye el compromiso de mantener las líneas de fabricación "en la confianza de que se cumplan los compromisos gubernamentales de contar con costes eléctricos estables, competitivos y predecibles".

Alu Ibérica explicó que Parter Capital ha decidido integrar a Grupo Industrial Riesgo como socio "estratégico". Esta operación, tal y como se informó desde la Secretaría General de Industria y Pyme, se desconocía por parte del Gobierno. Precisamente esta ausencia de transparencia es uno de los reproches que los empleados lanzan en estos momentos, que aprovechan para reclamar una reunión urgente de la Mesa Industrial Estatal, la misma que con representación de comunidades y Gobierno dio luz verde a la venta de Alcoa a Parter.

Otra de las recriminaciones tiene relación con el silencio mantenido por la Xunta desde que hace 48 horas se conociera la maniobra empresarial. "Tiene responsabilidad en la gestión industrial del territorio para pedir garantías", apunta Juan Carlos López Corbacho.

Desde el ámbito político, aunque la mayor parte de las reacciones llegan de Asturias, en Galicia, el BNG ha reclamado a la Xunta que "supervise y vigile" la operación, activando todas las "alertas". El Principado, por su parte, pedirá que se bloquee la operación si se incumplen los acuerdos de mantenimiento de la actividad y empleo, firmados el pasado julio con el fondo suizo Parter. UGT, como organización sindical, insiste en que se convoque con urgencia la mesa de seguimiento del acuerdo de venta a Parter de las plantas de Alcoa para abundar en las garantías.

Alu Ibérica, con 328 empleados en A Coruña, fabrica aluminio secundario con una capacidad (junto con la planta de Avilés) de 140.000 toneladas al año. Mantiene paralizadas las cubas de electrolisis (proceso químico de separación de elementos por medio de la electricidad) por su alto coste energético. La compañía estaba a expensas de conocer el estatuto electronegativo para la reactivación del proceso de producción de aluminio primario, parada desde hace algo más de un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia