13 de junio de 2020
13.06.2020
La Opinión de A Coruña

Bruselas condiciona la fusión entre PSA y Fiat a que reduzca su liderazgo en furgonetas

La Comisión exige desinversiones o reducción de capacidades para autorizar la operación - La medida podría afectar al centro de Vigo

14.06.2020 | 00:41
Furgonetas fabricadas en Vigo embarcan en el buque de la autopista del mar rumbo a Francia.

Una sombra se cierne sobre la fábrica de Vigo de PSA. Y no es el coronavirus, ni Marruecos, ni la rápida transformación del sector, la nueva movilidad eléctrica o los cambios de hábitos de los clientes. Esa sombra procede de la Comisión Europea (CE) y sus leyes antimonopolio. Bruselas ha abierto una investigación al proceso de fusión entre el Grupo PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) por abuso de poder de mercado en el segmento de los vehículos comerciales ligeros, en el que la futura alianza tendrá un dominio absoluto en Europa con más del 30% o 40% de la cuota de mercado (dependiendo del país), ante lo que la Comisión ha exigido desinversiones o reducciones de capacidad industrial a los socios para autorizar la operación, lo que pondría en peligro a las plantas especializadas en este tipo de vehículos, como Vigo, Mangualde o SevelNord (Francia) en el universo PSA o Sevel (Italia) y Bursa (Turquía), en el de FCA.

Por ahora, Bruselas ha dado de plazo hasta el próximo miércoles a los socios para que remitan información sobre la alianza y sus planes para respetar las normas de competencia en este segmento particular, y ni PSA ni FCA han querido hacer comentarios respecto a la investigación adelantada por Reuters y Financial Times, que en Vigo ha corrido como la pólvora entre los sindicatos y el sector de componentes por las consecuencias que podría acarrear. Lo que es seguro es que PSA hará todo lo que pueda para proteger un negocio en el que es absolutamente líder a nivel europeo: tras la compra de Opel, la cuota de mercado de furgonetas en la UE es del 25% y con FCA llegará a superar el 30%, 40% y hasta 50% (en Italia, por ejemplo). Un liderazgo que le ha llevado incluso a abrir sus plantas a otras multinacionales como Toyota, que fabrica sus vehículos comerciales en Vigo y SevelNord.

El 17 será un día clave. La Comisión emitirá un informe preliminar sobre la fusión y en particular sobre las condiciones que podría imponer a PSA-FCA para garantizar la competencia en el segmento de los comerciales ligeros. El pasado mes de febrero, el presidente de PSA, Carlos Tavares, confiaba en que no hubiese obstáculos para superar las normativas antimonopolio de Bruselas: "No tenemos ninguna razón para creer que habrá problemas, incluso en el segmento LCV [vehículos comerciales ligeros ,en sus siglas en inglés], pero nuestra postura es muy sencilla: lo que sea que tengamos que discutir o modificar, lo haremos". ¿Qué puede exigir Bruselas para reequilibrar la cuota de mercado de furgonetas? En otros casos similares, lo que se ha planteado a cambio del plácet de la CE es una reducción de capacidades industriales (cierre de líneas o plantas en los casos más extremos) o desinversiones.

Cualquiera de las dos opciones supondría un duro golpe en la línea de flotación de PSA y FCA, que llevan décadas colaborando en la fabricación de vehículos comerciales, y ensombrece el futuro de aquellas plantas especialistas en LCV. Las sinergias de la alianza en este segmento van desde las furgonetas más pequeñas, como las viguesas Berlingo, Partner, Combo, Proace City, a los vehículos medianos como los Jumpy/Expert y los furgones de 3.500 kg, y las plantas más expuestas son con diferencia Vigo (más de la mitad de su producción), SevelNord (100%), Mangualde (100%), Sevel (100%) o Bursa. Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, los dos grupos produjeron 755.000 vehículos comerciales ligeros el año pasado. PSA también lleva la delantera en el segmento, y desde hace décadas, en la electrificación de su cartera de productos. De hecho, el próximo año se lanzará la versión eléctrica de las furgonetas viguesas con desarrollo gallego.

En Vigo, fuentes sindicales y del sector ven con preocupación la investigación de Bruselas aunque confían en la competitividad de Balaídos frente a otras plantas en el caso último de que se exija una reducción de capacidades industriales. Hasta 2028, PSA-Vigo espera superar de largo los 2 millones de unidades de furgonetas del proyecto K9, pulverizando el récord histórico de la anterior generación de comerciales ligeros (B9). Estos modelos sostienen en la actualidad cuatro turnos de trabajo y a más de la mitad de la plantilla de Vigo, y al 100% de los trabajadores del grupo en Mangualde (un millar de empleados). Las dos fábricas producen los modelos Berlingo, Partner/Rifter, Combo y Proace City (este último, en alianza con Toyota).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia