Los gallegos prevén destinar de media 668 euros a las vacaciones de verano este año, un 53% menos que los 1.196 euros que preveían gastar hace un año, de acuerdo con el Observatorio Cetelem Estacional, un estudio centrado en el comportamiento de los consumidores en el periodo estival.

La cifra es un 21% inferior a la de la media española, que prevé un gasto de 848 euros en las vacaciones de 2020. El 67% de los gallegos encuestados tiene pensado hacer un desembolso menor al de 2019, mientras que un 26% prevé mantener el nivel y un 7 % cree que gastará más.

Solo el 14% de los gallegos manifestó en el estudio que la crisis sanitaria por el coronavirus no afectó a sus planes para este verano, por lo que hará el mismo tipo de viaje que tenía pensado. El 20%, sin embargo, pensaba viajar y descarta ahora ese plan por miedo al contagio.

Un 19% señaló que viajará, pero reducirá gastos y buscará otras fórmulas de alojamiento; mientras que un 24 indicó que no hará desplazamientos por motivos económicos y un 20% rechaza la opción por las limitaciones en hoteles y playas. El 4% restante explicó que ha cambiado los planes de playa por los de turismo rural.

En cuanto a los destinos, el 54% de los gallegos se quedará en España y se desplazará a casas de familiares y amigos.

Entre las actividades, el 76% aseguraron que irán de compras; un 46% que harán visitas culturales, y un 31% piensa en el turismo rural.