23 de junio de 2020
23.06.2020
La Opinión de A Coruña

La economía gallega lidera el desplome de las ventas en España por el impacto del Covid-19

Galicia sufre la segunda mayor caída de la facturación de la industria (-48,3%) y la cuarta del sector servicios (-43,6%), el peor dato conjunto de las comunidades españolas en abril

23.06.2020 | 00:37
Protesta de los trabajadores de Alcoa San Cibrao contra el desmantelamiento de la planta.

Las ventas en la industria gallega se desplomaron un 48,3% en abril respecto al mismo mes del año anterior, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este retroceso es el segundo mayor del país, solo por detrás del País Vasco (-50%) y con el mismo descenso que Navarra. La bajada gallega es casi ocho puntos más acusada que la media española (-40,8%). Al mismo tiempo, la facturación en el sector servicios sufrió una caída histórica del 43,6% en abril en Galicia, el cuarto mayor descenso entre comunidades, solo con peores cifras en Baleares (-61%), Canarias (-57,9%) y Madrid (-44,2). El balance de ambas estadísticas deja a la economía gallega como la más castigada por el coronavirus al registrar el segundo y cuarto peor resultado de España, respectivamente. Ninguna otra comunidad arroja un desplome semejante si se tiene en cuenta la caída interanual de la facturación en ambos sectores durante un mes marcado por el estado de alarma y el confinamiento.

En el primer caso, el de la industria, la crisis sanitaria se cebó especialmente con el textil y la automoción, los dos grandes motores de la economía gallega abanderados por Inditex en A Coruña y PSA en Vigo. Pero no solo en la comunidad gallega, sino en el conjunto de España, donde la industria del autómovil experimentó una bajada interanual del 90,5% en su cifra de negocios y la confección de prendas de vestir disminuyó un 80%.

De tal forma, con el impacto del coronavirus se producen dos descensos interanuales consecutivos en la comunidad (marzo y abril), tras los incrementos de enero y febrero con los que arrancó 2020. Otro indicador que refleja el golpe de la pandemia a la industria gallega durante el confinamiento es que en el acumulado del año, entre enero y abril, se produce una disminución del 12,2%, dos puntos por debajo de la caída media estatal (-14,1%). En el conjunto de España, la cifra de negocios de la industria se desplomó un 40,8% en abril respecto al mismo mes de 2019, su mayor retroceso de toda la serie histórica, iniciada en 2002, como consecuencia de la crisis sanitaria y del permiso retribuido recuperable para actividades no esenciales que provocó una paralización casi total de la industria nacional en la primera mitad de abril.

Con esta caída, la facturación de la industria española encadena dos meses consecutivos de tasas negativas, según la estadística del INE, que destaca el crecimiento experimentado por la fabricación de productos farmacéuticos, rama que elevó sus ventas un 5% interanual durante abril.

Por su parte, la facturación del sector servicios sufrió una caída histórica del 43,6% en abril en Galicia en comparación con el mismo mes del año anterior. Esta bajada también es superior a la media española (-41,4%). De hecho, supone el cuarto mayor descenso entre comunidades en un mes marcado por el impacto del coronavirus. El mayor desplome interanual en la comunidad gallega se produjo en la hostelería (-97,2%), la venta y reparación de los vehículos a motor (-76%) y el comercio (-75,3%).

Entre enero y abril el descenso acumulado en Galicia alcanza el 15,3%. Este porcentaje resulta ligeramente superior al 14,4% que marca el hundimiento de las ventas de los servicios en el Estado. La ocupación descendió en Galicia un 5,2% en abril, un retroceso en el empleo similar a la media española. La mayor disminución en este apartado se produce en Baleares (-16%).

El descenso de la facturación del sector servicios en abril en España (41,4%) constituye la mayor caída de toda la serie histórica. La razón, tal como apuntó ayer el INE, es idéntica al caso de la industria. La crisis del Covid-19, que provocó la declaración del estado de alarma y la entrada en vigor, durante dos semanas, del permiso retribuido recuperable para trabajadores no esenciales, dio lugar a la "casi total" paralización del sector servicios en la primera mitad de abril.

Con este descenso, que duplica la peor caída registrada en la crisis de 2009 (-20,6%), los servicios encadenan dos meses consecutivos de fuertes retrocesos interanuales como consecuencia de la pandemia y sus efectos sobre la economía.

Por sectores, los mayores retrocesos fueron para las actividades relacionadas con el turismo. Así, los servicios de alojamientos, de comida y bebida y las agencias de viajes recortaron sus ventas más de un 90% respecto a abril de 2019. Dentro del sector del comercio, las ventas de vehículos de motor y motocicletas se desplomaron en abril un 84,4% interanual, y dentro del transporte, los más relacionados con pasajeros (ferrocarril, taxi, terrestre y aéreo) fueron los más perjudicados, con retrocesos de la facturación de más del 70% en tasa anual.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de los servicios se desplomó también un 41,4% interanual en abril, la mayor caída de la serie histórica, iniciada en el año 2000.

Los datos del INE reflejan que el empleo en el sector servicios retrocedió en el cuarto mes del año un 5,5% en tasa interanual, su mayor caída desde septiembre de 2009. El INE subraya que en los datos de empleo hay que tener en cuenta que las personas acogidas a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante el estado de alarma siguen formando parte del personal de la empresa.

Anged pide un "gran pacto"

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val, ha solicitado en la cumbre de empresarios un "gran pacto nacional" para dinamizar el consumo y crear empleo tras la crisis del coronavirus, que está afectando seriamente a las empresas españolas, y que el Gobierno no convierta la economía en un "infierno fiscal y legislativo".

La patronal de la gran distribución subrayó que la situación del comercio es "crítica". "Según el último informe de la OCDE, durante el estado de alarma y la desescalada, el comercio ha restado 9,5 puntos al PIB. En el mejor de los escenarios, en 2020 el comercio perderá unos 30.000 millones de facturación", explicó. "Tenemos que tomar medidas excepcionales para recuperar, aunque sea en parte, esta pérdida ingente de actividad y empleo que repercute directamente también en nuestra industria. Por ello, es razonable impulsar un gran pacto para ampliar horarios de apertura a domingos y festivos durante 2020", demandó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia