La canciller de Alemania, Angela Merkel, alerta de que "Europa aún no está suficientemente preparada para soportar crisis", ahora que afronta la que se ha generado por la pandemia del coronavirus. En una entrevista de La Vanguardia recogida por Europa Press, afirmó que el Fondo de Recuperación tras la pandemia servirá para ayudar, y que para Italia y España la situación ha sido una enorme carga: "En este contexto es preciso que Alemania no solo piense en sí misma, sino que esté dispuesta a realizar un extraordinario acto de solidaridad".

En cuanto a su propio país, ha asegurado: "Redunda en interés alemán que tengamos un mercado único fuerte, que la UE vaya convergiendo y no se desintegre".

Merkel considera que el Fondo no resuelve todos los problemas europeos, pero "no tenerlo, sin embargo, agravaría todos los problemas", y ha puesto como ejemplo que un paro muy alto en un país puede desarrollar una fuerza explosiva política, con lo que los riesgos para la democracia serían mayores.

Sobre si el Fondo puede favorecer unos Estados Unidos de Europa, dijo que el Fondo es una respuesta especial a una situación especial: "Si queremos hacer un cambio sustancial en la gestión presupuestaria de la UE, o si la queremos dotar, por ejemplo, del derecho a crear impuestos, tendríamos que modificar los Tratados", y cree que ahora no hay tiempo para esperar a modificar los Tratados, sino que hay que responder con rapidez a la pandemia.

Sobre la candidatura de la ministra Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo, la Canciller ha afirmado que "no es un secreto que Nadia Calviño es una candidata que también cuenta con apoyo en el Gobierno alemán. Pero la decisión final la tiene que tomar el Eurogrupo". "Además, siempre me alegro de que las mujeres ocupen posiciones de liderazgo político. Todavía no ha habido ninguna mujer a la cabeza del Eurogrupo. Pero la decisión no la tomo yo, sino el Eurogrupo", insistió.