Iberdrola y otras seis compañías de todo el mundo anunciaron ayer la creación de un consorcio mundial global que incrementará la escala de la producción de hidrógeno como fuente de energía verde en los próximos seis años y reducirá a la mitad su coste.

Los socios fundadores de la nueva iniciativa, denominada Green Hydrogen Catapult, incluyen a ACWA Power, CWP Renewables, Envision, Iberdrola, Orsted, Snam y Yara.

El objetivo de la iniciativa es ayudar a transformar las industrias más intensivas en carbono del mundo, para lo que se desplegarán 25 gigavatios hasta 2026 de producción de hidrógeno basada en energías renovables, con miras a reducir a la mitad el coste actual del hidrógeno, hasta menos de dos dólares por kilogramo. “No vemos barreras técnicas para lograrlo”, dijo el director ejecutivo de ACWA Power, Paddy Padmanathan. El proyecto requerirá una inversión de aproximadamente 110.000 millones de dólares (90.732 millones de euros) y generará más de 120.000 puestos de trabajo.