La dirección de Alcoa trasladó ayer al comité de empresa de San Cibrao (Cervo, Lugo) una propuesta “definitiva” con el objetivo de que desconvoque la huelga que mantiene desde hace más de tres meses para sentarse a negociar la venta de la factoría de aluminio a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El comité la discutirá esta mañana en un pleno extraordinario.

“A propuesta del comité de empresa, Alcoa ha enviado a dicho comité una propuesta de acuerdo resultado de las conversaciones mantenidas entre ambas partes en los últimos días, tras manifestar la empresa su disposición a explorar de nuevo la venta de la planta de aluminio de San Cibrao a la SEPI, tal y como han venido demandando el Gobierno y los representantes de los trabajadores, en la medida en que se ponga fin a la huelga”, señalaron fuentes de la empresa.

Los trabajadores han ofrecido una pax social temporal para reiniciar la negociación si Alcoa mantiene operativas todas las cubas y respeta el cien por cien del empleo.