Varios alcaldes del área de Ferrolterra, liderados por el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, se unieron ayer para formar “un frente común” contra la desindustrialización de la comarca, después de que Siemens Gamesa anunciara el cierre de su planta eólica de As Somozas, lo que supone el despido de 215 trabajadores. “La situación es inaceptable: carbón no, renovables sí, pero el empleo que generan las tampoco”, lamentó el alcalde de Ferrol, Ángel Mato. Formoso, que es también regidor de As Pontes —con la central térmica en vías de clausura—, lanzo “una convocatoria a todas las administraciones que deberían estar implicadas en el futuro industrial de la comarca”, para defender el sector y el empleo “con uñas y dientes”.

Mientras trece alcaldes y varios portavoces socialistas se reunían en Ferrol, el eurodiputado gallego del PSOE Nicolás González Casares pedía explicaciones del cierre ante la Comisión Europea, puesto que Siemens Gamesa recibe “cuantiosas” ayudas comunitarias. A su juicio, la decisión de la empresa de cerrar la única planta en la que fabricaba palas de aerogenerador en España —para deslocalizar la producción a Portugal según los sindicatos— es “intolerable” y además “carece de sentido” teniendo en cuenta las expectativas de crecimiento que tiene la energía eólica para cumplir los objetivos de neutralidad climática de aquí a 2050. El eurodiputado criticó además que la multinacional anuncie el cierre —de As Somozas y también de otra planta en Cuenca con 51 empleos— cuando el Banco Europeo de Inversiones (BEI) acaba de concederle un crédito de 300 millones. La pregunta parlamentaria plantea a la CE si considera compatibles estos apoyos públicos con la destrucción de empleo decidida por la compañía y si va a tomar “alguna medida para evitar la deslocalización”.

Por otra parte, la Asociación de Empresarios de As Somozas denunció ayer a la Delegación del Gobierno los “perjuicios” que sufre por el conflicto de Gamesa, con concentraciones como la que cortará el acceso al polígono mañana de 8.00 a 20.00 horas.

La multinacional abre una factoría en Francia

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, tachó ayer de “inaceptable” que Siemens Gamesa cierre en As Somozas mientras “monta una fábrica en Francia”. En la misma línea, el alcalde de Ferrol, Ángel Mato, incidió en que la multinacional pone en marcha una factoría de aerogeneradores en territorio galo porque “le obliga el Gobierno [francés] si quiere hacer parques eólicos en Francia, mientras que de aquí se marcha y deja en la calle a 300 familias”, señaló en relación al impacto del empleo en España por los cierres de As Somozas y Cuenca. Los trabajadores de As Somozas lamentan que la decisión estaba “tomada” desde que la compañía compró la fábrica Ria Blades en el distrito de Aveiro (Portugal), una planta de palas eólicas similar a la coruñesa pero más moderna, a la que fue derivando carga de trabajo mientras la planta gallega se quedaba sin pedidos. El cierre de As Somozas agrava la destrucción de tejido industrial que la zona lleva años sufriendo y que podría empeorar si Endesa ejecuta el cierre de su térmica de As Pontes (la de mayor potencia de España) para el que solicitó permiso. En este sentido, Formoso (alcalde de As Pontes) señaló ayer que está a la espera de que Endesa facilite “el informe definitivo de las pruebas”, con biocombustibles que podrían mantener en activo la central tras el veto al carbón. “Nos consta que son positivas, aunque generan unas pequeñas anomalías que tienen fácil solución técnica”, valoró.