Las siete grandes ciudades gallegas tuvieron resultados dispares a lo largo de 2020. A Coruña es la que más aumenta su número de parados, con 2.700 más, hasta alcanzar los 16.900 al cierre del año. En cambio, Vigo fue la urbe gallega que más redujo la cifra su desempleo, con 2.700 menos (17.600 en total). 

Por tasa de paro, A Coruña también sale mal parada, al pasar del 12% que tenía un año atrás al 15%. Aunque es Ferrol la ciudad con mayor porcentaje de desempleo (18,4%) junto a Pontevedra (15,2%). La ciudad con menor tasa de paro es Santiago (7,5%), seguida de Lugo (7,9%), Ourense (9,5%) y Vigo (12,3%).

La tasa de ocupación cayó en A Coruña al 44,5% (en 2019 era 49%). La capital gallega y la lucense son los que presentan mayores tasas de ocupación, con el 55,8% y 54,6%, respectivamente. Ferrol es la ciudad con menor tasa (el 34,4%) y Vigo se sitúa en el 48,8%.

El cuarto trimestre del año también redujo el número de hogares en los que todos sus miembros activos están desempleados. Son 2.200 unidades menos, quedando 51.000 hogares, un 2,5% menos.