El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, manifestó ayer que hay que parar el desmantelamiento “paulatino y silencioso” de las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, que sufren una situación industrial crítica de la que culpó al Gobierno central. Tras una reunión con alcaldes y portavoces de estas zonas en la ciudad de Ferrol, Feijóo lamentó que “todas las decisiones del Ejecutivo central vayan en contra de los intereses de esta zona, incapaz de dar solución a los problemas de Siemens Gamesa [que cerrará en marzo su planta de As Somozas] y de la central de As Pontes [que Endesa prevé clausurar este año]”.

El líder de los populares gallegos incidió en que no se esperan proyectos de futuro y que tampoco se están cumpliendo los compromisos del presente. Ante esto, avanzó que su partido “luchará” contra la “dramática realidad de una de las zonas que más depende del Ejecutivo central, cuyas decisiones demostraron ir todas en contra de sus intereses legítimos”.