Área de artículos para la sala de estar. / L.O.

Departamento de cocina. | // L.O.

En tiempos en los que la pandemia obliga a estar más en casa, Inditex refuerza la apuesta por su cadena de hogar, Zara Home, y lo hace desde A Coruña. La tienda de plaza de Lugo reabre hoy después de dos meses de una obra en la que la arquitecta coruñesa Elsa Urquijo se ha afanado en convertir el local en un verdadero hogar, con departamentos distribuidos como estancias de una vivienda, materiales naturales que arropan la experiencia de compra y elementos sensoriales que tratan de seducir nada más entrar por la puerta. La flagship store (tienda insignia) del centro de A Coruña marca la pauta para las 183 tiendas de Zara Home que la multinacional textil tiene repartidas en 70 mercados de todo el mundo.

Paneles de lino y seda tamizan la luz que entra al local por las cristaleras de la calle Ferrol. El blanco y el beis son los colores dominantes, contrastados por algunos toques negros. El jazmín blanco —de la fragancia White Jasmine— aromatiza la estancia, dividida en dos alturas, con música alegre que invita a recorrer esta tienda con vocación de casa sostenible.

Marta Ortega, hija de Amancio Ortega y Flora Pérez, ha visitado este viernes por la mañana la nueva tienda y ha recorrido sus instalaciones en las primeras horas de apertura al público de este nuevo establecimiento, entre una gran expectación por parte de los clientes que han hecho cola a las puertas del nuevo Zara Home de la plaza de Lugo para conocer la nueva propuesta de la cadena en pleno centro de la ciudad.

Marta Ortega visita la nueva 'flagship store' de Zara Home en A Coruña

ELEMENTOS DE ARTESANÍA LOCAL

La nueva arquitectura interior potencia la interacción sensorial del cliente con la tienda, una experiencia que se basa en un “diseño minimalista de raíces tradicionales y artesanales”, explicó ayer el grupo fundado por Amancio Ortega. Los casi mil metros cuadrados del local están distribuidos en estancias diáfanas apenas separadas por elementos tenues como el muro de láminas de castaño que la artesana Idoia Cuesta, afincada en Lugo, ha tejido para la tienda a modo de enorme elemento de cestería.

No es el único elemento que remite a la naturaleza. También hay tableros de mármol sostenidos por piedras de granito gallego colonizadas por el musgo. Y paredes blancas de cal, un viejo material de la arquitectura gallega tradicional que resurge por sus cualidades bactericidas. La idea de la firma es nutrirse en cada territorio de los elementos propios del lugar para empapar la tienda de su naturaleza y su cultura y, de esa forma, reconectar con el mundo de una manera sostenible.

De los dos accesos anteriores, el local pasa a una entrada única por la calle Ferrol. Da paso al recibidor, un espacio amplio desde el que se distribuye la tienda en dos alturas, conectadas con una escalera en espiral envolvente encalada que ha ganado espacio con el cambio de ubicación del ascensor.

Abajo se ubican la cocina y el salón, con una oferta que incluye pequeños electrodomésticos de diseño, libros de arte, material de dibujo e incluso bicicletas vintage. En los primeros días, dos artesanos estamparán de forma tradicional libretas y bolsas de tela en la zona de estar. Arriba, el área de dormitorio, baño y utilería, con propuestas estéticas para tareas ordinarias como limpiar los zapatos o cuidar mascotas.

REUBICACIÓN DE LA LÍNEA INFANTIL

Los artículos infantiles que anteriormente se ubicaban en la planta superior han desaparecido de la tienda. Inditex quiere darle a esta línea de productos de hogar para niños un espacio preferente diferenciado de Zara Home.

“Modo tienda”, plena integración ‘online’

Zara Home reabre hoy en plaza de Lugo con plena integración digital. A través de la aplicación móvil de la cadena, los clientes pueden activar el “modo tienda” para consultar las colecciones disponibles en el propio local, comprar online y recoger el pedido en una hora. Esta es una de las últimas innovaciones tecnológicas de Inditex, volcada en perfeccionar el ecommerce de sus marcas e integrar su gestión con la de los establecimientos físicos.

La tienda, además, incorpora las últimas tecnologías en materia de sostenibilidad, cumpliendo los requisitos de ecoeficiencia del grupo. En este sentido, está conectada a Inergy, una plataforma centralizada que permite conocer y regular el consumo energético del local a tiempo real desde la central de Inditex. Además, el 100% de la energía utilizada por la tienda procede de fuentes renovables, según detalló ayer Inditex. Todo para conseguir, en palabras de la compañía, “una propuesta de casa que respira, tiene vida, un lugar donde experimentar una sensación de bienestar rodeado de belleza”.