El grupo Pescaderías Coruñesas ha llegado a un acuerdo para comprar el restaurante Lhardy, uno de los locales más antiguos de Madrid, cuyos dueños solicitaron el preconcurso de acreedores debido al impacto de la pandemia en su negocio. Así lo señaló ayer a Efe el director comercial, José Cerezuela, que precisó que están a la espera de los resultados de una auditoría para cerrar la operación. Pescaderías Coruñesas nació en 1911 dedicada a la pesca y su explotación, para luego pasar a la hostelería.