El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) ha declarado "nulo" el Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) que la empresa Xallas Electricidad y Aleaciones (Xeal) aplicó a 213 trabajadores de sus fábricas de Cee y Dumbría y las centrales hidroeléctricas el año pasado.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, la sala de lo Social del alto tribunal gallego manifiesta que "ha quedado acreditada la concurrencia de mala fe en la negociación del período de consultas" previo a la decisión de Xeal de suspender los contratos de sus trabajadores por causa organizativa relacionada con la pandemia de la covid-19.

Así, los jueces han admitido en parte el recurso interpuesto por la Confederación Intersindical Galega (CIG) y el Comité de Empresa de Xeal y han revocado la sentencia dictada el 15 de junio de 2020 por el Juzgado de lo Social número 5 de los de A Coruña.

Por ello, la compañía debe pagar a los trabajadores los correspondientes salarios dejados de percibir durante el tiempo que estuvieron en el paro y reintegrar todas las prestaciones por desempleo que fueron abonadas por el Servicio Público de Empleo.

La medida anulada fue notificada el 20 de abril de 2020 y consistía en la suspensión de los contratos de trabajo de 213 trabajadores entre el 21 de abril y el 3 de julio de 2020.

Al conocer el fallo, la CIG ha emitido un comunicado en el que subraya que "se vuelve a confirmar el fraude y el absoluto despropósito que supuso la operación de venta del complejo industrial y energético".

Por ello, ha reclamado a la Xunta "que intervenga" para evitar una "situación de inviabilidad y ruina".