La compañía de energías renovables coruñesa Greenalia fortalece su consejo de administración con el objetivo de favorecer su salto del mercado alternativo bursátil (ahora llamado BME Growth), en el que cotiza desde 2017, al mercado continuo, donde se mueven las grandes compañías de la Bolsa. El exdirectivo de Inditex José María Castellano, segundo accionista de la firma energética, se incorpora al consejo y se lleva con él a su hijo, Pablo Castellano Fernández. Entra también como consejera Beatriz Mato. La exconselleira popular de Medio Ambiente forma parte de la directiva de Greenalia desde el año pasado, como directora de Desarrollo Corporativo y Sostenibilidad. Al frente del órgano de administración continúa Manuel García Pardo (consejero delegado y primer accionista). También siguen Antonio Couceiro (presidente de la Cámara de Comercio coruñesa y del Deportivo) y Antonio Fernández-Montells, responsable financiero del grupo.

Beatriz Mato.   | // VÍCTOR ECHAVE

Beatriz Mato. | // VÍCTOR ECHAVE A. S.

Las tres incorporaciones se contrarrestan con la salida del abogado Alberto López, que era asesor independiente. De esta manera, el consejo pasa de cuatro a seis miembros. La compañía coruñesa ha explicado que esta renovación y ampliación del consejo se enmarca dentro del Plan Estratégico de Greenalia, que prevé el salto al mercado continuo (segmento principal de la Bolsa) y el desarrollo de un amplio pipeline (embudo de ventas) para los próximos cinco años estructurado en cuatro tecnologías: eólica terrestre y offshore, fotovoltaica y biomasa. Actualmente Greenalia cotiza en el BME Growth (antes MAB, Mercado Alternativo Bursátil), enfocado a empresas emergentes.

El cambio ha de ser aprobado todavía por la junta de accionistas, que se celebrará el 28 de junio, pero Greenalia ya lo ha comunicado al BME (Bolsas y Mercados Españoles). No habrá problema en que el trámite salga adelante, teniendo en cuenta que Manuel García Pardo posee algo más del 84% del capital. Por su parte, José María Castellano, controla un 5,1% de las acciones a través de Alazady España, de las sociedades de su grupo familiar. Pablo Castellanos, hijo del exconsejero delegado de Inditex, lleva años implicado en la gestión del holding de su familia y ahora tendrá también voz en las decisiones de Greenalia. El 10% restante de las acciones están en manos de minoritarios.

En la sesión de ayer, Greenalia subió un 0,66% en Bolsa, aunque la evolución en lo que va de año es negativa: -16%. En cualquier caso, su revalorización en los tres años y medio que lleva en el BME Growth es espectacular: ha pasado de un valor bursátil de 43 millones de euros a rozar los 322 millones, un crecimiento del 649%. Su intención es dar el salto al mercado continuo el año que viene.