El Servicio Marítimo de la Guardia Civil junto con el Servizo de Gardacostas de Galicia han denunciado a dos pesqueros por llevar a cabo transbordos de sardina en el mar y sin autorización en la ría de Muros.

Según informó ayer el Instituto Armado, durante el servicio conjunto se observó la navegación de un pesquero hacia otro que se encontraba parado en aguas próximas a Lira-Carnota. Tras abarloarse ambos buques, comenzaron a “traspasar cajas de sardina desde las bodegas de uno hacía el otro”.

Los patrones de ambos pesqueros, tras hacer caso omiso del requerimiento de los agentes de la Guardia Civil para inspeccionar la actividad que realizaban, “soltaron los amarres y se alejaron de lugar imposibilitando dicha inspección”, destacan las mismas fuentes.

Tras requerir reiteradamente al patrón de una de las embarcaciones de 45 años, para que permitiese la actuación inspectora, se le ordenó pusiera rumbo al puerto de Portosín, donde finalmente se comprobó que llevaba 2.257,2 kilos de sardina.