El Grupo Correos dio a conocer ayer las cuentas del primer semestre de este año 2021, periodo en el que consiguió un beneficio de 1,8 millones de euros frente a unas pérdidas de 130,5 millones de euros en la primera mitad del ejercicio anterior.

La cifra total de ingresos en los primeros seis meses del año supera los 1.163 millones de euros, con un Ebitda de 30,6 millones de euros, frente a los 149,6 de pérdidas. Los ingresos de explotación crecieron un 20,6% y los gastos de explotación tan sólo un 1,6%, cifras que confirman la buena evolución de los resultados operativos del grupo.

Nueva política de precios

Asimismo, la cifra de negocio se incrementa en un 24,4% con respecto a la primera mitad del 2020, superando los 1.106 millones de euros. Estos resultados son fruto de la estrategia implementada para adaptar el modelo de negocio de la compañía a la actual situación, ajustando los costes de producción e incrementando los ingresos por la nueva política de precios.