El precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) se ha situado para este martes en 130,53 euros megavatio hora (MWh), con lo que cerrará agosto con un nuevo máximo histórico, casi un 5% por encima (unos seis euros) de los 124,45 euros/MWh registrados para este lunes.

Por franjas horarias, este precio, en el que se cruza la oferta de los productores con la demanda prevista por Red Eléctrica, oscilará este martes entre los 137,46 euros/MWh que costará entre las 22:00 y las 23:00 horas, y los 123,35 euros/MWh, entre las 17:00 y las 18:00 horas.

Según los datos del operador del mercado ibérico OMIE consultados por Efe, en comparación interanual, el pool, referencia en España para calcular la tarifa regulada que se paga en unos 10 millones de hogares, será más del triple de los 42,01 euros/MWh que costaba el último día de este mismo mes en 2020.

Detrás de estos elevados precios, que afectan a toda Europa, están el encarecimiento del gas, usado por los ciclos combinados y que marca el precio del pool en la mayoría de horas; el encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2); el incremento de la demanda por la recuperación económica y las altas temperaturas.

Familias y empresas pagan tres veces más de luz que hace justo un año Agencia ATLAS / EFE

Respecto a otros países del continente, en el Reino Unido el megavatio hora se pagará mañana a 113,81 libras (132,69 euros); en Italia, a 126,68 euros; en Alemania, a 110,05 euros; en Francia, a 108,17 euros, y en Portugal, al mismo precio que en España al compartir mercado, según los datos de sus respectivos operadores.

En España, el precio mayorista de la luz tiene un peso en torno al 24% en la factura de la luz de los cerca de 10 millones de hogares acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Los consumidores que contratan su suministro en el mercado libre, que son unos 17 millones, pagan por el kilovatio hora los precios que pactan por contrato con las comercializadoras, por lo que no se ven afectados por las oscilaciones del pool. Para amortiguar con carácter inmediato el impacto en la factura del alza del pool, el Gobierno ha rebajado hasta finales de año el IVA que grava el recibo eléctrico del 21 al 10% y ha suspendido durante el tercer trimestre el impuesto a la generación eléctrica (7%) que pagan las productoras.