La huelga indefinida vuelve a la planta de Alcoa San Cibrao con barricadas

“Si la SEPI no compra Alcoa es porque al Gobierno no le da la gana”, critica el comité

Agencias

Tal y como había anunciado el comité de empresa en los últimos días, la huelga indefinida en el complejo industrial de Alcoa San Cibrao se reinició ayer, desde las dos, al igual que las movilizaciones por parte de la plantilla para reclamar una solución que garantice la producción de aluminio primario y los puestos de trabajo.

A la hora prevista, trabajadores de la fábrica, convocados por el comité de empresa, colocaron sobre el cartel de entrada, en el que pone “Alcoa Europe. Aluminio Primario-Alúmina”, otro que imitaba el logotipo de la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales. Posteriormente, en la base de ese cartel, los trabajadores acumularon ruedas y les prendieron fuego. También colocaron una barricada formada con neumáticos en la entrada del complejo industrial.

“Si la SEPI [Sociedad Estatal de Participaciones Industriales] no compra Alcoa es porque al Gobierno no le da la gana”, critica el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan.

La multinacional Alcoa emitió un comunicado en el que lamenta que “a pesar de sus mejores esfuerzos” para presentar una propuesta que realmente sirva para resolver el conflicto, en este proceso no se esté “abordando el tema clave” que a su juicio es el marco energético.