El déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluida la ayuda financiera, se situó en 54.950 millones de euros hasta agosto, lo que supone restar 24.571 millones a la cifra registrada un año antes, un 30,9% menos, por lo que desciende al 4,54% del PIB, según los datos del Ministerio de Hacienda.