El 40% de los vehículos que tenían que pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en 2021 no asistió a las estaciones de inspección, lo que supone el mayor índice histórico de absentismo y duplica los peores datos anteriores, que rondaban el 20%, antes de la llegada de la pandemia, según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA-ITV).

La organización alerta de “un alto riesgo” para los usuarios ya que la elevada antigüedad media del parque automovilístico español y el mal estado de los vehículos son factores de riesgo para la seguridad vial.

En esta línea, recordó que un informe de la Dirección General de Tráfico (DGT) apunta que el 33% de los vehículos comerciales e industriales de menos de 3.500 kilogramos implicados en accidentes de tráfico con víctimas “no habían pasado la ITV correspondiente”.

Desde AECA-ITV indicaron que las comprobaciones de las estaciones de ITV “juegan un papel fundamental” para reducir el número de accidentes de tráfico y para la mejora de la seguridad vial, “al garantizar su adecuado mantenimiento y buen funcionamiento”.

El director gerente de la organización, Guillermo Magaz, destacó que acudir a la ITV es un “ejercicio de responsabilidad social”, puesto que la labor preventiva que realizan “asegura que todos los vehículos que circulan por las vías públicas se encuentran en buen estado y cumplen tanto con la normativa de seguridad como con las ambientales”.