La empresa gallega de energías renovables Norvento participará en el consorcio Zeppelin, cuyo objetivo es investigar y desarrollar soluciones tecnológicas innovadoras, eficientes y circulares para producir y almacenar hidrógeno verde. Este consorcio, liderado por la empresa Aqualia, investigará nuevas tecnologías para producir hidrógeno verde de manera alternativa a la electrólisis —hasta la fecha, el proceso más extendido y muy costoso— y revalorizando residuos y deshechos de diferentes sectores, como el agroalimentario, el textil, refinerías o depuradoras de aguas residuales. Repsol y Naturgy participan en el proyecto.

Actualmente, el 96% del hidrógeno producido en todo el mundo proviene de fuentes fósiles y tan solo un 1% de renovables. La Hoja de Ruta española del Hidrógeno establece que, para 2030, un 25% del hidrógeno consumido por la industria nacional sea renovable.