Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los sindicatos amenazan con un “rosario” en cada convenio ante el bloqueo del pacto salarial

La CEOE rechaza las cláusulas de revisión salarial que piden CCOO y UGT para evitar que la inflación reste poder adquisitivo

Sordo y Álvarez, ayer en la presentación de los actos del Primero de Mayo. | // MARTA FERNÁNDEZ JARA

Cada negociación de un nuevo convenio colectivo, un “rosario”. Este fue el mensaje que CC OO y UGT lanzaron a la patronal si no acepta generalizar cláusulas de revisión salarial, diseñadas para acompasar los futuros incrementos salariales con la imprevisible subida del IPC —hoy en el 9,8%—. Las centrales pasan a la ofensiva a partir de este Primero de Mayo con el fin de evitar que los costes de la espiral inflacionista los paguen exclusivamente los bolsillos de los trabajadores, tal como presentaron ayer los máximos dirigentes sindicales en los actos previos al Día Internacional del Trabajo.

La fórmula que abanderan las centrales para salvaguardar el poder adquisitivo de los trabajadores ante la inflación son las cláusulas de revisión salarial. El funcionamiento de las mismas ha sido históricamente el siguiente. Una empresa y sus trabajadores pactan un incremento fijo, pongamos del 2%, además de la cláusula. Cuando acaba el año hacen cuentas y miran como ha acabado la inflación. Imaginemos que esta cierra con un IPC medio del 3%. Entonces la empresa tiene la obligación a 1 de enero de subir un punto adicional los salarios y abonar los incrementos pendientes del año anterior, compensando así a los empleados.

Dichas cláusulas llevan en claro retroceso durante la última década, pues las patronales recelan de ellas al alegar que les disparan los costes laborales y les dificultan el cálculo de masas salariales. Ya que en tanto que no pueden saber cómo quedará la inflación, no saben qué tendrán que pagar a final de año. Actualmente, según datos del Ministerio de Trabajo, solo cubren al 16% de los asalariados en España.

Y las centrales, en el actual contexto de volátil inflación, no quieren renovar convenios si no incluyen dichas cláusulas. Algo que rechazan frontalmente desde la CEOE. Ante el bloqueo de las mesas bipartitas, CCOO y UGT abren ahora un periodo de “tensión” con las empresas que promete sacudir la paz social, obligada en los últimos años por la pandemia. El festejo de la derogación parcial de la reforma laboral materializada este mismo año no será el elemento central (o no el único) de las manifestaciones previstas para este domingo.

“[Las empresas] están tratando que todo el incremento de los precios vaya a las espaldas de los trabajadores. [...] Vamos a tensionar la negociación colectiva si las patronales continúan con su cerrazón”, declaró el secretario general de CC OO, Unai Sordo. “La CEOE tiene que ser consciente de que si no hay acuerdo en el AENC la situación de conflictividad en nuestro país va a crecer de forma exponencial. [...] A nuestra gente le diría que no tengamos prisa para firmar los convenios colectivos”, aseveró su homólogo de UGT, Pepe Álvarez.

De momento, la inercia de la negociación colectiva no deja un buen balance para los bolsillos de los trabajadores: se firman pocos convenios y con subidas salariales sustancialmente por debajo del IPC. Según los últimos datos actualizados de marzo, el incremento salarial medio por convenio estaba en el 2,4%, frente al 9,8% de la inflación.

1º de mayo marcado por la guerra

CCOO y UGT saldrán este 1º de mayo a las calles de toda España para reclamar que suban los salarios ante una inflación disparada, que ronda el 10%, pedir una mayor contención de los precios desligando el precio del gas del de la electricidad, y lograr más avances en la igualdad de hombres y mujeres. Así lo subrayaron los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en rueda de prensa para presentar sus reivindicaciones del Día del Trabajo, muy marcadas por la guerra en Ucrania, y que conmemorarán bajo el lema La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad. La “batalla” por los salarios centró buena parte de la presentación de los actos del 1º de mayo por parte de CCOO y UGT, con varias advertencias a la CEOE: si no hay acuerdo salarial para la negociación colectiva habrá más conflictividad laboral.

Compartir el artículo

stats