La deuda de las administraciones públicas registró en marzo un aumento del 0,85% respecto a febrero, hasta alcanzar el máximo histórico de 1,453 billones de euros, con lo que se sitúa en el 117,7% del PIB, según el Banco de España. En el último año, la deuda pública ha crecido un 4,4%, con 60.875 millones de euros más, por los menores ingresos y los mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y, más recientemente, por la guerra en Ucrania.